Una huelga de hambre y manifestaciones tensionan la Alcaldía de La Paz

A FAVOR Y EN CONTRA DEL ALCALDE IVÁN ARIAS.

 

Fuente: Erbol / La Paz

 

Protestas a favor y en contra de la Alcaldía de La Paz tensionaron el centro paceño, la mañana de este miércoles. En medio del conflicto está el ajuste en la tasa de aseo urbano, un crédito de 175 millones de bolivianos y el pedido de más presupuesto para educación.



En puertas del Palacio Consistorial, tres concejalas del MAS cumplen su segundo día de huelga de hambre, bajo la premisa de defender el bolsillo de los paceños.

La concejala Eliana Paco cuestionó el préstamo aprobado de 175 millones de bolivianos y dijo que se está endeudando a la población.

“Nosotros no vamos a ser cómplices, el día de ayer hemos salido de la sesión para directamente instalar nuestro piquete de huelga y por supuesto convocamos a todos los movimientos sociales a los controles sociales”, dijo.

La Alcaldía explicó que la tasa de aseo se ajustó de acuerdo a la variación de la UFV, como manda una ley nacional. Asimismo, el Concejo Municipal señaló que el crédito es para 18 obras en la ciudad.

Frente al Palacio Consistorial también se movilizó un grupo que apoya al alcalde Arias y celebra el crédito, porque considera que mejorará la infraestructura de la ciudad y más de 200 unidades educativas.

Los manifestantes que apoyan a Arias denunció que el MAS pretenden desacreditar la gestión del burgomaestre.

Paralelamente, se movilizaron padres de familia que exigen a la Alcaldía mayor presupuesto, puesto que observan una falta de condiciones en las unidades educativas para volver a clases presenciales.

Este sector también advirtió con declararse en huelga de hambre en caso de que no se escuche sus demandas.