AI: retroceso sin precedentes de los derechos humanos en Hong Kong

Según el informe, 24 activistas recibieron condenas de hasta 16 meses de prisión en 2021, por el delito de «reunión no autorizada» tras participar en la vigilia anual en la plaza de Tiananmen.

    

Hongkong Wildschweine durchstreifen die Stadt

 



Fuente: DW

La Ley de Seguridad Nacional en vigor desde junio de 2020 ha derivado en un retroceso «sin precedentes» de los derechos humanos en Hong Kong, denunció el martes (29.03.2022) Amnistía Internacional (AI) en su informe anual.

La organización, que cerró sus oficinas en el territorio semiautónomo el año pasado a causa de esa normativa, afirma que la entrada en vigor de dicha Ley -diseñada e impuesta por Pekín- «permitió que se cometieran violaciones de derechos humanos sin precedentes desde la creación de la Región Administrativa Especial» (1997).

Según el informe, la extensión indiscriminada de la definición de «poner en peligro la seguridad nacional» se ha empleado «para restringir de manera desproporcionada los derechos humanos». El deterioro, señala AI, afecta a los derechos a la libertad de expresión, reunión pacífica y asociación, entre otros.

El informe recoge la disolución de al menos 61 organizaciones de la sociedad civil, «entre ellas el mayor sindicato de Hong Kong y el grupo organizador de las principales protestas pacíficas», así como la detención de activistas y legisladores prodemocracia «que acarreó de hecho la destrucción de la oposición política» en la excolonia británica.

Desde la entrada en vigor de la Ley y hasta fines de 2021 se registraron 161 detenciones que derivaron en acusación contra 82 personas, de las que 60 «estaban en prisión preventiva al concluir el año».

Organismos como la Alianza y el Frente Civil de Derechos Humanos fueron objeto de persecución, incluidas acusaciones de «connivencia con fuerzas extranjeras» y la congelación de activos, reseña AI.

Hongkong Zeitung Apple Daily letzte Ausgabe

También indica que el coto a la libertad de expresión se intensificó «en los medios de comunicación, en internet y en las escuelas y universidades», con suspensiones de acceso a sitios web, detenciones de profesores y de estudiantes, entre ellos el activista Tony Chung, sentenciado a tres años y siete meses «por cargos falsos de sedición y blanqueo de dinero».

La organización destaca la detención en enero de 55 opositores y posterior condena a 47 de ellos por convocar y participar de forma autoorganizada en unas «primarias» para las elecciones al Consejo Legislativo de 2021, posteriormente aplazadas.

El documento repasa asimismo el declive de la libertad de prensa en Hong Kong, ilustrado por el cierre de Apple Daily, el único diario prodemocrático de la ex colonia británica y cuyo fundador, Jimmy Lai, fue arrestado junto a otras siete personas «por publicar artículos instando a países extranjeros a imponer sanciones a autoridades chinas y hongkonesas».

gs (efe, Ifex, The Guardian)