Arce y el vice acuden a Santa Cruz y El Alto para contrarrestar a Chapare

El vicepresidente se reunió ayer con la alcaldesa de El Alto, Eva Copa, y con dirigentes alteños. El día anterior, el presidente sostuvo un encuentro con la bancada del MAS y Rolando Cuéllar. Buscan equilibrar fuerzas con Evo Morales

 

 



 

Marcelo Tedesqui

 

El presidente Luis Arce Catacora y el vicepresidente David Choquehuanca apelaron en las últimas 24 horas a reunirse con asambleístas y autoridades de Santa Cruz y El Alto. Analistas y políticos sostienen que lo hicieron para enfrentarse al MAS y para contrarrestar el poder cocalero del trópico de Cochabamba y de Evo Morales.

El mandatario desató polémica el miércoles cuando desafió a su partido y recibió en su despacho al diputado Rolando Cuéllar, pese a que éste fue expulsado por el partido. Ayer, el vicepresidente se reunió con sectores de El Alto y con la alcaldesa Eva Copa.

La autoridad alteña dijo, después del encuentro, que Evo Morales debe alejarse y dar paso a las nuevas generaciones. En las reuniones se abordaron temas referidos al desarrollo alteño y cruceño.

Para la jefa de bancada de Creemos en el Senado, Centa Rek, en el país existe un inmenso poder cocalero que busca imponerse políticamente desde el Parlamento y ahora va por el control de los ministerios del Órgano Ejecutivo. Por ello surge la interpelación al ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo anunciada para los próximos días.

“Recordemos que en enero, el expresidente Evo Morales intentó generar una crisis de gabinete para colocar ministros y esto no se realizó porque el presidente actual, Luis Arce Catacora, defendió a sus colaboradores y no cedió a los intentos”, aseguró Rek.

La legisladora adelantó que con una posible censura al ministro de Gobierno, el poder cocalero en la Asamblea Legislativa encontrará el mecanismo para deponer ministros y así tomar el control de esa cartera de Estado, que es clave para la interdicción de la coca, y en la lucha contra el narcotráfico en el país.

El politólogo Paul Antonio Coca manifestó que el presidente Luis Arce “se ha dado cuenta de que es necesario establecer pactos y acuerdos con sectores y con regiones, afines o no al MAS”.

Dos situaciones, para Coca, muestran que Arce y Choquehuanca acuden a regiones para enfrentar al poder cocalero. Una es la foto con Cuéllar, pese a la expulsión. “Esa es una señal muy fuerte al interior del partido, muestra que confía en ese diputado cuestionado por la cúpula”. La otra es el apoyo incondicional al ministro Del Castillo.

“Hay fuertes pugnas internas dentro del MAS, pero principalmente porque Morales ha conseguido tener más poder dentro de la estructura. Él dicta las directrices hacia los funcionarios públicos”, señaló Coca.

Las disputas, las pugnas, según el politólogo cruceño, hacen cada vez más notoria la separación entre el grupo de Arce y Choquehuanca contra el expresidente Evo Morales.

El politólogo Marcelo Silva señaló que ya comenzó la pugna por quién será el candidato el 2025, eso ha desatado una guerra fría dentro del partido. Visualiza tres candidatos: Morales, Arce y Choquehuanca.

Ninguno de los tres irán a la confrontación directa, pero lo que están haciendo es mover fichas. Evo a los cocaleros, Arce toma distancia del MAS y del ala de Evo Morales que expulsó a Cuéllar, mientras que Choquehuanca hace lo suyo con los sectores de El Alto y Copa”, manifestó. En esta guerra fría, dice el analista, todos los sectores pugnan por obtener más poder.

Para el exministro de Gobierno Carlos Romero, el hombre más importante en la política boliviana es Evo Morales. “Todo el mundo habla de él. Los demás se sacan fotos, hacen declaraciones, pero yo le puedo apostar un millón de dólares que para el 2025 el MAS no se va a dividir, porque tiene un solo líder”, aseveró.

El miércoles, Arce convocó una reunión apenas terminó el acto por el Día del Mar con la bancada del MAS de Santa Cruz para coordinar obras de la envergadura de Mutún y el Viru Viru Hub, pero también para desafiar a la dirigencia con la presencia de Cuéllar.

El primer senador por Cochabamba y representante del trópico de Cochabamba, Leonardo Loza, criticó la fotografía que Cuéllar subió a las redes al lado de Luis Arce porque con ese hecho “y en base a la reunión de la bancada cruceña con el mandatario, algunos medios sacaron titulares y nuestros opositores aprovecharon para hacernos enfrentar entre la parte administrativa del Estado con la dirigencia nacional del instrumento político”.

Loza, pese a que el diputado cruceño fue admitido en la reunión con Arce, reiteró que su expulsión está absolutamente definida. “El MAS ya envió la decisión al Órgano Electoral Plurinacional, que en algún momento se pronunciará al respecto y esa determinación será ejecutada y respetada en el partido”, manifestó.

El diputado Juanito Angulo señaló que “es lamentable que Cuéllar utilice esa reunión, programada con anterioridad, para usarla como pretexto y afirmar que tiene el respaldo del presidente. Está expulsado, ya no forma parte del MAS, se realiza la gestión para que deje su curul”, manifestó.

Por su parte, los presidentes de las juntas vecinales de la ciudad de El Alto y la alcaldesa Eva Copa asistieron ayer en la Vicepresidencia a una reunión con David Choquehuanca. Según Copa, trataron proyectos que ayuden a su gestión y también abordó el álgido tema del masismo y sus fricciones.

Al terminar este encuentro, la exsenadora del MAS y expresidente de la Cámara Alta, dio un respaldo inesperado a Choquehuanca, atacando al líder del partido, Evo Morales, de quien se sabe que está muy distanciado.

“Con el respeto que se merece, Evo Morales ha sido un expresidente, ha sido un líder indígena, nosotros lo hemos respaldado, pero creo que su ciclo ha concluido, creo que ya tiene que dar paso a nuevas generaciones y tiene que dejar que el presidente Luis Arce haga su gestión”, así de clara y contundente fue la alcaldesa.

Recordó que ya no es miembro del MAS, “pero les puedo decir que hay muchas corrientes ideológicas y políticas en su base de organizaciones sociales. No todos comulgan igual y esperamos que puedan limar sus asperezas, porque no le están haciendo bien a su partido, lo están matando con sus intereses”, opinó.

En clara alusión a las expulsiones del diputado Rolando Cuéllar y la dirigente Angélica Ponce, la autoridad edil manifestó: “Apoyamos al Gobierno de Luis Arce, no al partido, porque el partido está destruyendo algo que se ha construido con mucho tiempo, con mucho trabajo. Lamentablemente las actitudes que están tomando, con el revanchismo que tienen, expulsando a diestra y siniestra y queriendo intimidar, no son (el camino) correcto”.

Censuró las apariciones públicas que realiza Evo Morales y parte de su entorno, porque dijo que con sus declaraciones perjudica la gestión que realiza el presidente Arce y también a su partido.

Cada vez que él (Evo Morales) interviene, lamentablemente hace que haya mayor susceptibilidad y que el Movimiento Al Socialismo cada vez esté quebrándose”, concluyó la alcaldesa.
El alcalde de La Paz, Iván Arias, también pidió a Morales que se jubile y deje el MAS para las nuevas generaciones.

Mientras tanto, la dirigente de los Interculturales Angélica Ponce, también expulsada del MAS, denunció ayer que recibe amenazas de muerte. “Yo no soy traicionera, no me he metido debajo de la cama durante el golpe de Estado. No me escapé a otro país tampoco, estuve aquí en Bolivia con mis compañeros y compañeras, luchando para recuperar la democracia”, aseveró.

Denunció que recibe amenazas telefónicas de muerte y que dos vehículos con vidrios polarizados han merodeado su casa, y sus ocupantes sacaron fotos. “No voy a permitir este amedrentamiento”.