China vive su mayor accidente aéreo de los últimos doce años

El avión Boeing 737-800, de la aerolínea China Eastern, que partió de Kunming y se dirigía a Guangzhou, se estrelló en una zona montañosa en Tengxian, en la provincia sureña de Guangxi, a las 14:38, provocando un incendio en la montaña. El avión transportaba 123 pasajeros y 9 miembros de la tripulación

El aeropuerto internacional de Kunming Changshui en la provincia sur-occidental de Yunnan, China, el 21 de marzo de 2022. AFP – STR

 

Nerea Hernández (Pekín)



A pesar de que la causa del accidente está bajo investigación, los medios muestran imágenes captadas por las cámaras de una mina cercana al lugar del accidente. En ellas, el avión aparece durante 5 segundos precipitándose verticalmente desde el cielo, sin rastro de humo.

Este descenso vertiginoso pudo también registrarse en la página web Flightrack, en el que el avión pasó de los más de 8.800 metros a los 1.335 en tan solo 2 minutos.

El vuelo MU5735 llevaba 123 pasajeros y 9 miembros de la tripulación. Uno de los pasajeros que inicialmente iba a viajar en ese vuelo se quedó en tierra. China Eastern señaló que no había pasajeros extranjeros en el vuelo accidentado.

El aeropuerto de Guangzhou, donde tenía que haber aterrizado este vuelo,  ha dispuesto una zona de atención a familiares de los pasajeros del vuelo siniestrado y es donde se están recogiendo las escenas más conmovedoras de la jornada. Los medios informan de que en el vuelo viajaban tres niños.

Los equipos de rescate, que suman más de 1.300 bomberos, militares y voluntarios locales, se han encontrado los restos del avión, pero ahora se esfuerzan por encontrar restos de las víctimas y la caja negra del avión que ayude a dar respuesta a este desastre aéreo.

China Eastern es una de las tres principales compañías aéreas de China y la aerolínea no había registrado ningún accidente mortal en 18 años. La compañía ha cancelado durante esta semana el trayecto que cubría el vuelo accidentado.

Las redes sociales han respondido con una gran avalancha de mensajes de solidaridad y también con dudas sobre la adecuada profesionalización de los pilotos chinos.

Desde luego, este terrible accidente ensombrece los doce años de vuelos seguros que enorgullecían  a la industria de la aviación de China.

Radio Francia Internacional