Denuncian que militares brasileños armados ingresaron a San Matías en busca de dos bolivianos

Según Constantino Bastos, director de Control Social de Ascención de la Frontera, los uniformados brasileños ingresaron a a nuestro territorio pese a que le negaron el permiso en el puesto militar boliviano.

Militares brasileños ingresaron a territorio boliviano sin permiso/Foto: pobladores
Militares brasileños ingresaron a territorio boliviano sin permiso/Foto: pobladores

Fuente: El Deber

Los vecinos del barrio Casco Viejo de la comunidad fronteriza de Ascención de la Frontera, perteneciente al municipio de San Matías, denunciaron que un grupo de militares brasileños fuertemente armados ingresaron al territorio boliviano en busca de dos sujetos que supuestamente robaron una camioneta

El hecho fue filmado el mediodía de este sábado por pobladores del lugar que protestaron por la acción del Ejercito de Brasil y la calificaron de “abuso” en las redes sociales. En el video se observa a siete uniformados caminando con armas de grueso calibre.



Según se observa en las imágenes, los militares saludan a un vecino y luego le preguntan por el paradero de dos sujetos. El poblador le respondió que solo había visto a una persona y le señala con su dedo el camino que tomó.

Por su parte, Constantino Bastos, director de Control Social de Ascención de la Frontera, informó que los uniformados pertenecen al Grupo Especial de Seguridad Fronteriza de Brasil y señaló que ingresaron sin permiso al territorio boliviano, cometiendo así un acto ilegal.

“Los militares llegaron hasta el puesto militar que tenemos en la comunidad, que está a cargo del subteniente Bernardo Gallardo, solicitándole permiso para entrar a Bolivia, aludiendo que buscaban de una camioneta roja que fue sustraída de Brasil por dos bolivianos. El subteniente se negó y ellos de inmediato fingieron regresarse a su país, pero sucedió lo contrario, porque se dieron la vuelta e ingresaron por otra calle a la comunidad”, explicó.

Bastos dijo que los uniformados armados estuvieron rastrillando las calles de Ascención de la Frontera por 20 minutos, lo que causó temor en los vecinos de la zona. Por este motivo, solicitó al cónsul de Bolivia en la ciudad brasileña de Cáceres recabar la información para exigir un informe a las autoridades del vecino país.

Esto (accionar de los militares brasileños) es una violación a la diplomacia, a los tratados internacionales y a la soberanía de nuestro Estado”, lamentó.

Fuente: El Deber