Después de dos años el Electropreste volvió recargado y en dos cholets

La pandemia paralizó el Electropreste durante  dos años, pero este 2022 el evento que fusiona la cultura y tradiciones de Bolivia con lo moderno.



Fuente: paginasiete.bo

Ivone Juárez / Página Siete

La pandemia paralizó el Electropreste durante  dos años, pero este 2022 el evento que fusiona la cultura y tradiciones de Bolivia con lo moderno, representado por la música electrónica, volvió en dos lujosos cholets Mega Zafiro y el Gigante Isabel, ubicados en la calle Juan Granier, centro popular de La Paz y también de los salones de fiestas más renombrados de la ciudad.

“Dos años sin Electropestre y volvemos con dos cholets”, dijo a Página Siete  José Henry Blacut, mejor conocido como JoC H, uno de los organizadores del evento que ayer concentró a cientos de personas tanto nacionales como extranjeras.

Un grupo de jóvenes que asistió al evento. Foto: Ivone Juárez/ Página Siete

En el Mega Zafiro los asistentes se movieron al ritmo de la música electrónica, house y tecno; en el Gigante Isabel, al ritmo de la cumbiatón, la cumbia electrónica, el neofreestyle, una fusión de música electrónica y latinoamericana, que estuvo cargo de Chancha Vía Circuito,  y del neoperreo, que vino de la mano del peruano Deltraton, invitado a la velada.

Las cholitas luchadoras en pleno espectáculo, ayer. Foto: Víctor Gutiérrez/ Página Siete

El Electropreste 2022 tuvo como atractivo principal la presentación de las cholitas luchadoras, la música de la banda Santana y la amabilidad y calidez de los prestes 2022, los esposos Lilian Cruz Quispe y Noel Bautista, entre otros.

Los prestes 2022 dan la bienvenida a sus invitados. Foto: Víctor Gutiérrez/ Página Siete
Personajes del folklore y de la cultura urbana boliviana en el Electropreste. Foto: Víctor Gutiérrez / Página Siete

 

Fuente: paginasiete.bo