Doria Medina agradece solidaridad: «El afecto y la simpatía de otros ayudan a sanar»

El empresario enfrenta la batalla contra el cáncer desde el año pasado, cuando fue diagnosticado. Durante aproximadamente dos meses estuvo recibiendo tratamiento y ahora se prepara para una última etapa de radioterapia.

Fuente: paginasiete.bo



El político boliviano Samuel Doria Medina agradeció este martes las muestras de solidaridad que recibió él y su familia luego de que revelara este lunes que padecía cáncer. El empresario se abriga con el cariño de sus seres queridos para sobrellevar la enfermedad.

«Quiero agradecer la infinidad de muestras y mensajes de solidaridad que yo y mi familia hemos recibido en estas horas. Sus palabras significan mucho para mí. No me cabe duda que el afecto y la simpatía de otros ayudan a sanar. Gracias de veras a todos», tuiteó.

Doria Medina enfrenta la batalla contra el cáncer desde el año pasado, cuando fue diagnosticado con el mal en la vejiga. Durante aproximadamente dos meses estuvo recibiendo tratamiento y ahora se prepara para una última etapa de radioterapia.

Durante una conversación con Página Siete Digital, el empresario contó que sobrellevó el mal, en medio de la pandemia, «siguiendo las recomendaciones de los médicos y con el apoyo de la familia y de muchos amigos».

 «Por suerte estoy saliendo de un cáncer, me detectaron el año pasado, he pasado ya un tratamiento duro y estoy saliendo adelante. Me falta el último tramo de una radioterapia que más que todo es para prevenir que vuelva», indicó el político en entrevista con Carlos Valverde.

Después de esta prueba, el líder opositor aseguró que continuará activo en la vida política.

«Ahora más que nunca. Porque la causa de Bolivia es una causa para toda la vida. Y esa es mi causa. Es justamente la causa de la democracia, de ayudar y apoyar a los emprendedores, de crear empleo, la causa de la justicia y en suma la causa de la gente», expresó a Página Siete el expresidente de Unidad Nacional.

Destacó que pasada la etapa de la quimioterapia ha retornado «prácticamente a todas mis actividades».