El medio crítico ruso Novaya Gazeta deja de funcionar por miedo al Kremlin

En un comunicado publicado en su página web, el diario indica que ha tomado esta decisión tras recibir una segunda advertencia del regulador ruso de telecomunicaciones por haber violado una ley sobre «agentes del extranjero». «No hay otra solución… pero tenemos que protegernos los unos a los otros», escribe el director y Premio Nobel de la Paz 2021, Dimitri Muratov.

Fuente: Radio Francia Internacional



Por el corresponsal en Moscú

El periódico ruso Novaya Gazeta, dirigido por el premio Nobel de la Paz Dimitri Muratov, ha decidido parar para que el Estado no lo borre del mapa. Novaya Gazeta estaba considerado el único periódico independiente de verdad que quedaba en el país, siempre en la mirilla de las autoridades por su vibrante periodismo de denuncia.

Su cierre temporal hasta el fin de la llamada «operación militar especial” rusa (el Estado no permite calificarlo como guerra) llega después de una serie de advertencias que ha recibido del Roskomnadzor, el regulador ruso de las comunicaciones.

No es el único medio crítico que desaparece. Las autoridades rusas cerraron en las últimas semanas otros dos medios más críticos con el Kremlin: la emisora de radio ‘Eco de Moscú’ y el canal de televisión ‘Dozhd’. El rotativo dejará de aparecer en papel y también en su versión online.

El 22 de marzo, en otro gesto desafiante, el director de ‘Novaya Gazeta’ anunció que donaba el valor su medalla del Premio Nobel en beneficio de los refugiados ucranianos. Se da la circunstancia de que el periódico, fundado en 1993, se creó en parte gracias al dinero que recibió el ex líder soviético, Mijaíl Gorbachov, tras lograr el Nobel de la Paz.