España rechaza la segunda petición de asilo de «El Pollo» Carvajal y deja en manos de la Audiencia la extradición a EEUU

El ex jefe de inteligencia venezolana presentó un recurso en diciembre para frenar su entrega inmediata a Washington y puede volver a recurrir

Fernando Mas Paradiso

Hugo Carvajal, ex jefe de Inteligencia de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, quedó más cerca de la extradición (Reuters)



Hugo Carvajal, ex jefe de Inteligencia de Hugo Chávez y Nicolás Maduro, quedó más cerca de la extradición (Reuters)

La extradición de Hugo ‘El Pollo’ Carvajal desde España a Estados Unidos se puede reactivar en los próximos días. La Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior ha rechazado la segunda petición de asilo que el ex jefe de la inteligencia venezolana presentó el pasado mes de diciembre. La petición se presentó después de que la Audiencia Nacional diera luz verde, el 3 de diciembre, a su extradición, tras no encontrar obstáculo alguno para su envío a Washington.

La petición de asilo -ya se le negó una primera vez- frenó la decisión. Ahora el Ministerio del Interior ha vuelto a rechazar la petición de asilo tras considerar que no existe persecución alguna contra él, argumento esgrimido por la defensa.

Es la Audiencia Nacional, ahora, la que vuelve a tener la última palabra sobre el envío de Carvajal a Estados Unidos. La Sección Tercera de la Sala de lo Penal de la Audiencia ya afeó en su día al ex militar sus maniobras dilatorias para retrasar su extradición.

¿Qué puede pasar ahora? Hugo Carvajal, según fuentes judiciales, tiene derecho a presentar un recurso Contencioso Administrativo contra la resolución de Interior. Sin embargo, la Audiencia puede tomar dos caminos: o esperar a la resolución de este nuevo recurso o ejecutar la entrega en cuanto lo considere oportuno.

Tres años de proceso

‘El Pollo’ Carvajal llegó a España el 18 de marzo de 2019. Entonces fue detenido y encarcelado de forma inmediata. Sobre él pesaba ya una petición de extradición de Estados Unidos. Washington acusa a Carvajal de tráfico de drogas, blanqueo de capitales y colaboración con la guerrilla colombiana de las FARC. Cuando llevaba un mes en prisión, el ex jefe de Contrainteligencia de Hugo Chávez y Nicolás Maduro solicitó protección internacional.

Mientras se tomaba una decisión sobre esta petición, fue puesto en libertad. Carvajal desapareció. Fue el pasado 9 de septiembre cuando la Policía Nacional, con información suministrada por la DEA -Agencia Antidroga de Estados Unidos-, capturó a ‘El Pollo’ en un piso situado en la calle de Torrelaguna de Madrid, capital de España.

Entonces la Policía Nacional informó de que Carvajal vivía “totalmente enclaustrado, sin salir al exterior ni asomarse a la ventana, y siempre protegido por personas de confianza”.

La detención activó su proceso de extradición, que se ha ido dilatando en el tiempo debido a los continuos escollos burocráticos que se han presentado durante el proceso.

La Justicia española aprobó -por 11 votos a favor y 7 en contra- la extradición de Carvajal a Estados Unidos el pasado 20 de octubre. Cuando todo estaba preparado -incluido un avión de Estados Unidos en territorio español- para que volara el sábado 23 de octubre, un error en la documentación frenó el proceso.

El 22 de octubre la Sección Tercera de la Audiencia Nacional, la misma que dio luz verde a su expulsión, dictó una providencia en la que, a petición de la defensa de ‘El Pollo’, reconocía un error de forma, se corregía a sí misma y dejaba en suspenso su propia decisión.

¿En qué consistía ese error? En un auto del 24 de enero de 2020 se desestimó un “incidente de nulidad de actuaciones” que, sin embargo, no se recogió en la parte dispositiva de esa misma resolución. La providencia que frenó la extradición explicaba: “Teniendo en cuenta lo expresado en el último párrafo del fundamento jurídico quinto del auto del 24 de enero de 2020 dictado por el Pleno de la Sala de lo Penal desestimando incidente de nulidad de actuaciones, lo que no se recoge en su parte dispositiva, en aras a la tutela judicial efectiva, queda en suspenso la materialización de la entrega a los Estados Unidos de América del Norte y remítase copia testimoniada del escrito de la defensa y del presente proveído al Pleno de la Sala para que resuelva”.

Por todo ello, dijeron los jueces de la Audiencia, “queda sin objeto la petición que hace la defensa en base a la solicitud de medidas cautelares ante la Sala Tercera del Tribunal Supremo”.

Las garantías de EEUU

El 29 de octubre el Pleno de la Audiencia subsanó el error. Cuando todo indicaba que la extradición se haría efectiva, la Justicia española, ese mismo día, decidió pedir garantías a Estados Unidos de que Carvajal no sería condenado a cadena perpetua. Es decir, lo que se planteaba era que en caso de que el ex militar fuera extraditado y condenado a cadena perpetua, “esa condena no será inalterable porque existe un marco legal para la revisión o para el ejercicio de clemencia”.

La respuesta de Estados Unidos a la Fiscalía llegó el 17 de noviembre. “Los EEUU”, se puede leer en ella, “indican que el tratado bilateral de extradición entre los EEUU y España no proporciona una base para condicionarlas extradiciones a recibir garantías relativas a cadena perpetua”.

En la denominada Nota Verbal 187175-EXT-2019 al Ministerio de Asuntos Exteriores de España, se presentaron los argumentos de Estados Unidos. “Mientras que los Estados Unidos […], no están obligados a presentar la garantía solicitada, en consideración con la solicitud del tribunal español, los EEUU en este caso particular, informan al gobierno de España de los siguiente: si Carvajal fuera condenado por cualquier delito contenido en la acusación en caso S1 11 Cr. 205 (AKH) presentada el 15 de abril de 2019, que conlleva una potencial pena de cadena perpetua, no será sujeto a una cadena perpetua inalterable porque si se impone cadena perpetua, el marco legal vigente en los EEUU le permite pedir revisión de su sentencia en apelación y podría, asimismo, liberarse de su condena por medio de una petición de indulto o sustitución de condena por una condena inferior”.

El Fiscal encargado del caso, Francisco Javier Redondo López, consideró, en un escrito fechado un día después, el 18 de noviembre, “suficientes las garantías” ofrecidas por Estados Unidos. El fiscal entiende que aunque ‘El Pollo’ Carvajal sea condenado a cadena perpetua “ello no supondrá que vaya a permanecer recluido de por vida de manera indefectible, con lo que se cumple la doctrina de nuestro Tribunal Constitucional, plasmada en reciente STC [Sentencia del Tribunal Constitucional] de 6-10-2021″.

Una vez desestimado este recurso, se dio por hecho que no había ya obstáculo alguno para que el ex jefe de la inteligencia militar de Hugo Chávez y Nicolás Maduro abandonara la cárcel madrileña de Estremera y volara a Estados Unidos.

Sin embargo, llegó la segunda petición de asilo, ahora desestimada. Más de tres meses después de que la Audiencia Nacional diera luz verde a la extradición, Carvajal sigue en España. El entramado judicial en el que está inmerso el caso puede resolverse en breve o, como hasta ahora, puede encontrar nuevos escollos que dilaten aún la entrega del ex militar a Washington.

Fuente: infobae.com