FIFA espera ingresos récord a pesar de Covid-19

Las finanzas del fútbol están en pleno apogeo: la FIFA está en camino de obtener ingresos récord gracias a la Copa del Mundo en Qatar (del 21 de noviembre al 18 de diciembre) y se dirige hacia un auge financiero a largo plazo gracias a la tecnología digital.

Fuente: https://news.eseuro.com



En su congreso anual el jueves en la capital de Qatar, Doha, el organismo rector del fútbol mundial anunció que estaba “en camino de superar su objetivo de ingresos proyectado de 6.440 millones de dólares” para el ciclo 2019-2022 y que se dirigía hacia la barra simbólica de 7 mil millones de dólares (6,3 mil millones de euros) durante el período.

De hecho, a pesar de la pandemia de coronavirus que redujo los ingresos a $ 266 millones en 2020, ya había obtenido $ 6.11 mil millones en ingresos a fines del año pasado.

“La posición financiera de la organización se mantiene saludable y robusta con reservas suficientes”, indican las cuentas de la instancia.

Las finanzas van tan bien que la FIFA ha gastado más de mil millones de dólares en medidas para combatir los efectos de la pandemia en el fútbol y aun así aumentó sus reservas de efectivo en un 21%, alcanzando los 5.490 millones de dólares.

En 2021, el organismo, cuyos años fiscales abarcan cuatro años entre Copas del Mundo, reportó ingresos por $766 millones.

La Polonia de Robert Lewandowski, goleadora ante Suecia en el play-off final del Mundial de Chorzów, el 29 de marzo de 2022, estará en Qatar JANEK SKARZYNSKI AFP/Archivos

La mayor parte de este dinero proviene de los ingresos por televisión y marketing para el próximo torneo en Qatar, que ha aumentado desde la última Copa del Mundo en Rusia en 2018, y la FIFA espera que “los derechos de transmisión televisiva establezcan un nuevo récord” para fin de año.

“Resiliencia Organizacional”

No sorprende a Simon Chadwick, profesor de economía del deporte en EM Lyon Business School, para quien siempre ha sido probable que la pandemia haga que “los deportes ricos sean más ricos y los pobres más pobres”.

La cúpula que muestra la cuenta regresiva para la Copa del Mundo en Qatar se instala en la capital Doha, 30 de marzo de 2022 KARIM JAAFAR AFP

“Organizaciones como la FIFA tienen los recursos y la resiliencia organizativa para soportar los peores efectos del covid”, agregó.

“En segundo lugar, los patrocinadores y las emisoras han buscado refugio durante la tormenta de Covid, es decir, propiedades que han demostrado tener una estabilidad duradera, valor comercial y presencia”.

La Copa Mundial de la FIFA “llega a múltiples audiencias objetivo” y es más global que los deportes rivales como el cricket o el fútbol americano.

Deportes electrónicos y NFT

La FIFA se está moviendo hacia los deportes electrónicos y otras plataformas digitales nuevas, y Chadwick cree que “las perspectivas de generación de ingresos de la FIFA siguen siendo muy prometedoras”.

“Agregue a eso el frenesí actual de NFT, criptomonedas y metaverso, y la FIFA, como muchos otros jugadores en el fútbol, ​​​​anticipa una ganancia inesperada de ingresos que lo sostendrá a mediano y largo plazo”.

Un videojuego de Fifa-18 se proyecta en el Parc des Expositions de París, Porte de Versailles, el 5 de noviembre de 2017. THOMAS SAMSON AFP/ArchivosSegún él, sigue habiendo un escollo en el desarrollo de las nuevas fuentes de ingresos de Rusia: “La FIFA ha trabajado duro para ampliar su base, por ejemplo, trayendo patrocinadores de países donde los estándares de gobierno y los niveles de control son un poco diferentes de los de Europa, por ejemplo. Para que la FIFA recupere completamente la confianza de ciertas partes interesadas, aún queda trabajo por hacer”.Agregó que el organismo global debe “tener cuidado de no volverse arrogante, perezoso o descuidado en su búsqueda de nuevos ingresos, y no dejarse seducir por lo que podrían parecer esquemas de ingresos fáciles”.“La expectativa es alta para que todas las organizaciones globales eliminen por completo la corrupción o el escándalo”, dijo Chadwick. “Uno solo puede esperar que la FIFA continúe moviéndose en la dirección correcta”.