Fiscalía de Oruro ordena aprehensión y notificación roja en contra de varón sindicado de la desaparición de una adolescente

El hombre, mayor de edad, mantenía una relación sentimental con una joven de 16 años, que fue reportada como desaparecida el 18 de marzo, cuando salió de su domicilio para encontrarse con éste. La Fiscalía encontró a dos adolescentes con quienes el acusado habría concebido hijos

Leticia Medina Rivero está desaparecida; se cree que ha sido raptada y está fuera del país

La Fiscalía Especializada en Violencia Sexual Trata de Personas y Justicia Penal Juvenil de Oruro, emitió la orden de aprehensión y notificación roja internacional en contra de Gabriel Alejandro Puente Gutiérrez, acusado por el delito de Trata de Personas, ante el temor de que hubiera salido del país. Él es mayor de edad y mantenía una relación sentimental con la adolescente desaparecida Leticia Mikaela Medina Rivero de 16 años, quien salió de su domicilio, para encontrarse con él, al promediar las 23:00 horas del pasado 18 de marzo.

Desde esa fecha, la familia perdió cualquier tipo de contacto con la muchacha y no tiene información de su paradero. El sábado 19 marzo la policía activó todos los protocolos correspondientes para su búsqueda a escala nacional.



El jueves 24 de marzo, agentes de las unidades especializadas de Inteligencia y Trata de Personas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc), a la cabeza del Ministerio Público, allanaron la vivienda familiar de Gabriel Puente donde secuestraron varios elementos, como también algunos teléfonos celulares de varios miembros de su familia, para efectuar la triangulación de llamadas y el cruce de información que procede de los mensajes de texto y redes sociales que permitan dar con el paradero de la adolescente desaparecida.

En el actuado se efectuó el arresto con fines investigativos de cuatro mujeres, entre ellas, la madre y tres hermanas del sindicado.

«Hemos ejecutado este allanamiento para colectar elementos investigativos que nos permitan dar con el paradero de Leticia Medina, reportada por su familia como desaparecida, pero tuvimos que convocar al personal de la Defensoría de la Niñez y Adolescencia, tras advertir la presencia de tres menores de edad al interior de la vivienda: una joven madre de familia de 17 años y sus dos niños de aproximadamente dos años de edad, fruto de una relación sentimental y concubinato con el sindicado», informó la fiscal asignada al caso Katerine Rojas.

También explicó: «Este hallazgo nos permite confirmar que a Gabriel Puente., le gustaba mantener relaciones sentimentales y sexuales con varias adolescentes. La fiscalía tiene el dato de otra menor de edad que también podría constituirse en parte víctima, ya que sería madre de un hijo procreado con el acusado y, todo esto pasaba con el consentimiento de la madre y a vista y paciencia de las hermanas».

“La Fiscalía como la Policía boliviana está agotando todos los protocolos requeridos para este tipo de casos, la búsqueda continua y solicitamos a todas aquellas personas que cuenten con cualquier tipo de información que nos permita dar con el paradero de ambas personas, se aproximen por este despacho o a cualquier unidad policial del país”, refirió la autoridad.

Defensoría de la Niñez y Adolescencia

Pastor Flores, responsable de la Dirección de Igualdad de Oportunidades (DIO) del Gobierno Autónomo Municipal de Oruro, informó que, mediante la Defensoría de la Niñez y Adolescencia (DNA), se tiene contacto con sus pares a nivel nacional con quienes se está cruzando información necesaria que permita dar con el paradero de la adolescente.

Por otro lado, señaló que, tras el rescate de la joven madre y sus gemelos, se activaron todos los protocolos requeridos que permitan brindar la protección necesaria, así como el apoyo psicológico de los menores que se constatan en victimas del hecho investigado por el Ministerio Público.

Tomando en cuenta que la joven madre habría procreado cuando solo era una adolescente de 14 años, se constituye en víctima de una vulneración a sus derechos; será la Fiscalía que, mediante los reportes psicológicos elevados por esta instancia, confirmen la tipología, de encontrarse un nuevo delito dentro el mismo caso, explicó Flores.

Mientras tanto los tres menores de edad serán resguardados en el albergue municipal donde contarán con todos los servicios, además de la asistencia profesional necesaria para estos casos, detalló.

Fuente: El Deber