Google Maps bloqueó más de 100 millones de intentos de modificaciones en 2021

Cualquier usuario de Google puede realizar ediciones en los mapas de Google Maps. Podemos decir que un local no existe más, o que hay información equivocada de otro, o que falta registrar un nuevo negocio en alguna calle… incluso es posible decirle que un número no está donde el mapa promete.

Estas ediciones las realizan muchas veces los mismos usuarios aficionados a ganar «puntos» con las reviews de locales, los editores que llevan años y años ganando cierto prestigio opinando, poniendo fotos y haciendo de Google Maps un lugar mejor para todos, pero en otras ocasiones las hacen bots con objetivos siniestros.



Así es, un bot, o algún usuario mal intencionado, puede pedir a Google Maps que realice una edición con el objetivo de distribuir información falsa o favorecer a algún negocio específico, y Google Maps ha conseguido bloquear ese tipo de ediciones más de 100 millones de veces solo en 2021.

Google afirma que usó aprendizaje automático y operadores humanos para bloquear intentos de modificaciones fraudulentas en los perfiles comerciales, así como consiguió borrar más de 7 millones de perfiles falsos y paró 12 millones de intentos de hacerse pasar por una empresa. El resultado fue la eliminación de 1 millón de cuentas debido a infracciones de políticas relacionadas.

Además de estas informaciones falsas, Google tiene que vérselas también con las reseñas falsas, ya que a veces cientos de usuarios se sincronizan en foros para perjudicar alguna empresa castigándola por algo ocurrido dentro. En total indican que se descartaron más de 95 millones de reseñas que violaban las políticas de Google, y 60 000 de ellas estaban relacionadas con el COVID-19.

En lo que se refiere a fotos y vídeos, eliminaron 200 millones de fotos y videos de mala calidad o que infringían las políticas.

Un uso de la Inteligencia Artificial que ayuda a mantener la web limpia de trolls, aunque eso genera mucho dolor de cabeza a los que tienen negocios con palabras clave que a una máquina les puedan resultan «sospechosas».

Fuente: Link