Hernán Terrazas: “Hay que rearmar a Bolivia en torno a una agenda que no sea de confrontación”

En un nuevo episodio del espacio digital “De Frente con Oscar Ortiz”, Hernán Terrazas habló sobre el artículo “Bolivia, modelo para rearmar”, donde analiza la polarización en la sociedad y la creación de una agenda para reunificar el país, con base a un estudio que consulta la percepción de los principales líderes de opinión.



Fuente: Publico.bo

Terrazas fue Ministro de Información. Actualmente, es consultor internacional y columnista en importantes medios de comunicación.

En relación al Estudio Delphi realizado por la Fundación Friedrich Ebert, señaló que “escarba en la opinión de gente que tiene cierto perfil de liderazgo en distintas áreas de la vida pública, 120 personas que generan corrientes de opinión”.

“Tocamos una suerte de fondo con la crisis de octubre-noviembre de 2019, que nos proyectó a una orilla donde todavía estamos, aprendiendo a descifrar hacia dónde va el país y cuáles van a ser los nuevos liderazgos. El estudio aporta elementos para rearmar esa Bolivia que hoy vemos dispersa, como un rompecabezas que hay que comenzar a juntar para visualizar dónde estamos”, remarcó.

Terrazas dijo que Bolivia “no ha dejado de ser un país polarizado”, donde las percepciones responden a las posiciones confrontadas y se advierte un “hartazgo sobre lo político”.

“Hay escepticismo con relación a las instituciones. La polarización ha dañado el prestigio de los medios de comunicación, se los ve como promotores de conflictos. Los medios tradicionales parecen haber dejado de ser los principales constructores de la opinión y la gente ha optado por las redes sociales”, indicó.

El analista llamó la atención sobre la aprobación del presidente, con “una libreta de calificaciones del primer año de bien a regular en salud y economía. También con una nota de aplazo en reconciliación, porque se dedicó a ser vengador de un golpe inexistente”.

“La gente no quiere volver a tiempos de violencia e incertidumbre y se aleja de Camacho o de Evo Morales, los peor evaluados. Aparecen Choquehuanca, Copa y el propio Arce como los mejor evaluados, y en el caso de la oposición sólo figura Manfred Reyes Villa. El resto está en el olvido”, precisó.

Terrazas destacó la percepción negativa de Morales, de un 80%, añadiendo que el ex presidente se ha convertido en “defensor de la izquierda zarista con Putin”.

“La polarización está agotando a la sociedad, que apuesta por sí misma a puntos de encuentro que confluyan en una agenda que no sea de confrontación. Hay que aprender de Ecuador y Chile, donde Lasso y Boric reflejaron demandas de una nueva generación, del medio ambiente y la mujer. Hay un ciudadano al que todavía no se lo está leyendo. Es algo a considerar por cualquier proyecto alternativo futuro. Hay una demanda de agenda de transformación que es evidente”, señaló.

También se refirió a las percepciones recogidas en el estudio sobre la justicia, donde “la confianza es cero y no se cree que en lo que resta de este gobierno haya una reforma de fondo”.

En las conclusiones, Oscar Ortiz dijo que el estudio citado “refleja que Bolivia sigue polarizada y la sociedad está cansada de esa polarización. El país necesita superarla, reencontrarse alrededor del respeto a las instituciones democráticas, para trabajar por mayores oportunidades de progreso económico y social”.