Más de 11.000 ucranianos llegaron a Israel desde inicio de la invasión rusa

Más de 11.000 ucranianos llegaron a Israel desde el inicio de la invasión rusa de Ucrania, incluidos aquellos de origen judío que se acogen a la llamada Ley del Retorno

Bildergalerie Ukraine-Krieg, Momentaufnahmen zwei Wochen | Kiew, Bahnhof  

Así lo informó este jueves (17.03.2022) la Autoridad de Población e Inmigración israelí. «Desde el estallido de la guerra. el 14 de febrero, hasta hoy, 11.390 civiles de Ucrania llegaron a Israel», concretó el mismo organismo en un comunicado, que detalló que se rechazó la entrada de 258 de estos, mientras que casi 1.000 personas más abandonaron el país tras haber entrado inicialmente.



Desde el inicio del conflicto armado, el Gobierno israelí ha priorizado la evacuación y traslado al país de ucranianos con raíces judías con derecho a obtener la ciudadanía.

Por otro lado, Interior estableció hace pocos días que todos aquellos ucranianos sin raíces judías que tengan familiares con nacionalidad israelí residentes en Israel podrán acceder al país.

Esta medida se produjo después de la polémica y división entre la propia coalición gubernamental por la política restrictiva del Ministerio de Interior. Este marcó inicialmente que solamente podrían entrar un máximo de 5.000 ucranianos sin origen judío, así como la regularización de 20.000 que residían ilegalmente en Israel.

Personas ucranianas que huyeron de la guerra, en el centro, una madre y su hijo, en Alemania. Personas ucranianas que huyeron de la guerra, en el centro, una madre y su hijo, en

Actualmente, el Ministerio de Bienestar israelí está poniendo en marcha un plan que incluirá cobertura médica o vivienda temporal para los refugiados recién llegados.

«Se proporcionará a los refugiados alojamiento temporal, asistencia alimentaria y material, servicios sociales y otros derechos como seguro médico y matrícula en el sistema educativo», aseguró ayer el primer ministro israelí, Naftali Benet.

Pese a que el Ejecutivo israelí aplica ahora una política menos restrictiva hacia los refugiados, la ministra de Interior matizó que la acogida no sería sin límites, y de hecho, aquellos sin origen judío y sin parientes en Israel quedarían actualmente excluidos de los planes que ponen en marcha las instituciones. (EFE).

Fuente: dw.com