Maximiliano Dávila perdió su primera batalla en la justicia, le negaron pedido de libertad

 

 

Guider Arancibia Guillen

 

El exdirector nacional de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn), Maximiliano Dávila, otrora hombre fuerte y de confianza del expresidente Evo Morales, perdió su primera batalla judicial, pues la justicia le rechazó un pedido de libertad por lo que continuará detenido en el penal de San Pedro de La Paz.

Permanece detenido desde el 23 de enero imputado por la Fiscalía de Sustancias Controladas por el delito de legitimación de ganancias ilícitas.

Su nombre empezó a sonar después que un Gran Jurado de Estados Unidos, presentara acusación ante la Corte Suprema de Colombia, pidiendo la extradición del ex policía boliviano Omar Rojas Echeverría, que está preso en ese país junto a ocho personajes vinculados del narcotráfico.

En la acusación de Estados Unidos, Maximiliano Dávila encabeza la lista de personas solicitadas para su extradición por delitos de narcotráfico. Dávila fue detenido en Villazón, cuando trataba de ingresar a territorio argentino.
Un juez cautelar ordenó su detención preventiva en San Pedro por seis meses.

Dávila apeló exigiendo su libertad por considerar injusto el fallo en su contra, argumentando que jamás cometió delito.

El exjefe de la Felcn solicitó libertad pero las audiencias eran suspendidas de manera reiterada hasta que los vocales de la Sala Penal Segunda del Tribunal de Justicia de La Paz, durante la audiencia hicieron una valoración de las dos partes, o sea los fundamentos de la Fiscalía y de la defensa pero al final decidieron rechazar la solicitud.

Los magistrados emitieron el fallo por considerar que Maximiliano Dávila, no reunió los requisitos, tampoco desvirtuó los riesgos procesales citados en la imputación fundamentada por la Fiscalía, dirigida por la fiscal asignada al caso Mirtha Tórrez.

Tras su detención, el Departamento de Estado de Estados Unidos, hizo público el ofrecimiento de 5 millones de dólares de recompensa para la persona o institución que brinde indicios de pruebas contra el exjefe de la Felcn sobre sus vínculos con actividades del narcotráfico.

Vínculos con megaoperativos

La Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico, en sendos informes oficiales, reveló que Maximiliano Dávila, de manera tajante el 30 de julio de 2019, hizo anular, cambiar informes y declaraciones de un megaoperativo practicado por grupos de élite en el aeródromo La Cruceña, situado en el municipio de Cotoca.

En esa oportunidad, según los informes, se detuvo a más de 20 personas, hubo cruce de fuego, se incautó avionetas, armas de fuego, precursores químicos, víveres, teléfonos satelitales y otros. Sin embargo la Felcn reveló que tras una orden superior del jefe Maximiliano Dávila, el operativo fue anulado con la liberación de los detenidos, la devolución de las avionetas y todo lo incautado.

La madrugada del domingo en el aeródromo La Cruceña se desarrolló un megaoperativo a cargo de policías anticorrupción, de grupos tácticos y de la Felcn. El resultado fue la detención de 38 personas, el precintado de 66 avionetas, la intervención de 40 hangares, la incautación de armas de fuego, de municiones, teléfonos satelitales, casi cinco mil litros de gasolina de aviación, además de otros implementos.

La Fiscalía presentó imputación contra estas personas y pidió su encarcelamiento. Evidenció la existencia de avionetas con matrículas clonadas, borradas y que eran usadas para el transporte de cocaína. Detectó que naves incautadas en julio de 2019, liberadas por Dávila, seguían volando con droga.
Los 38 detenidos fueron enviados a Palmasola por 180 días por la jueza Estrella Montaño. La tarde de ayer los detenidos fueron trasladados al penal bajo estrictas medidas de seguridad.