Ministerio de Economía y COB negocian alza salarial sin presencia de empresarios

Las tres subcomisiones estarán conformadas por la mesa técnica salarial, la mesa de temas tributarios y la mesa de pensiones.

Fuente: Unitel

El ministro de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, y el secretario ejecutivo de la Central Obrera Boliviana (COB), Juan Carlos Huarachi, definieron conformar, este miércoles, la mesa Económica con tres subcomisiones técnicas de trabajo para tratar la solicitud de aumento salarial del sector laboral.

El 18 de marzo, la COB presentó al presidente Luis Arce Catacora, el pliego petitorio en el que plantean su solicitud de aumento salarial, entro otros temas.



Las tres subcomisiones estarán conformadas por la mesa técnica salarial, la mesa de temas tributarios y la mesa de pensiones en las que participarán los representantes delegados de la COB y los Viceministros del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

En la mesa de negociación que se instaló la tarde de este miércoles, en el auditorio de esta Cartera de Estado, participó el ministro de Economía, Marcelo Montenegro; la Viceministra de Pensiones y Servicios Financieros, Ivette Espinoza; el Viceministro de Política Tributaria, Jhonny Morales; el Viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Zenón Mamani; y el Viceministro del Tesoro y Crédito Público, Sergio Cusicanqui.

En representación de la clase trabajadora participaron el Secretario Ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, Milton Zelada, Presidente de la Comisión Económica de la COB y los representantes regionales.

Para el trabajo de las subcomisiones, los dirigentes de la COB se comprometieron en definir un cronograma con sus respectivos representantes y continuar con las mesas técnicas de negociación del incremento salarial.

La semana pasada los empresarios pidieron una reunión con el Gobierno para tratar la demanda de la COB, pero no han recibido respuesta. «Técnicamente el incremento salarial corresponde a una compensación por la pérdida del valor adquisitivo que tienen los salarios y tiene que ver con la inflación, pero en 2021 llegó a menos de un 1%. Entonces, no podemos hablar una pérdida del poder adquisitivo”, señaló Ibo Blazicevic, presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI).

Para el industrial, pretender un incremento salarial, en estos momentos, es irreal porque la economía se cayó hasta un -8% del PIB en 2020 y durante el 2021 el crecimiento llegó solo al 6,1%.

“Todavía nos falta crecer para recuperar los niveles perdidos. Ahora estamos todavía muy debilitados y el tejido empresarial está en condiciones de iliquidez. La propuesta llega en un mal momento”, dijo el empresario.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio (CNC), Rolando Kempff, agregó que un incremento traería efectos negativos en la generación de empleos.