“No he comido nada, nada, nada”, el inocente relato de una niña encerrada en una tienda

Fueron comerciantes del antiguo mercado Abasto de Santa Cruz que alertaron la presencia de la menor encerrada en una tienda. Bomberos acudieron para sacarla del lugar

Leonardo Gil

La noche del jueves una niña de cinco años fue rescatada por un grupo de bomberos que se vieron obligados a forzar una cortina metálica para sacar a la menor que por sus palabas estuvo varias horas encerrada y sin comer.

Fueron comerciantes que tienen sus puestos en inmediaciones del antiguo mercado Abasto, en el tercer anillo y avenida Piraí, quienes alertaron a la Policía sobre la niña encerrada en un ambiente.

“Sí, estoy solita, pero con mi gato y un ratón. No he comido nada, nada, nada”, confesó la pequeña cuando fue consultada si tenía hambre.

Los bomberos que llegaron para auxiliar tuvieron que forzar los candados del negocio para poder levantar la cortina metálica y finalmente sacarla para luego ser trasladada a la Defensoría de la Niñez.

Hasta el cierre de esta nota no se pudo conocer del paradero de sus  padres o de sus tutores y tampoco se pudo precisar cuánto tiempo estuvo encerrada la niña. Se espera en las próximas horas un informe oficial.