Qué es la reserva estratégica de petróleo y por qué EEUU libera un millón de barriles por día

Biden dijo el jueves que la inédita liberación de crudo “aliviarían” a los hogares ante el incremento del precio de los combustibles en ese país como consecuencia de la invasión rusa a Ucrania

Imagen de archivo de una serie de oleoductos en la Reserva Estratégica de Petróleo en Freeport, Texas, EEUU. 9 junio 2016. REUTERS/Richard Carson
Imagen de archivo de una serie de oleoductos en la Reserva Estratégica de Petróleo en Freeport, Texas, EEUU. 9 junio 2016. REUTERS/Richard Carson

El presidente Joe Biden está recurriendo nuevamente a las reservas de petróleo de Estados Unidos para tratar de contener el aumento de los precios de energía.

La Casa Blanca anunció el jueves que Biden ordenó la liberación diaria de un millón de barriles de petróleo de la reserva estratégica de petróleo durante los próximos seis meses. Biden también pedirá al Congreso que penalice a las empresas de petróleo y gas que arriendan terrenos públicos pero que no producen energía.



La administración espera que al aprovechar la reserva de petróleo ganará tiempo y reducirá los precios de la gasolina el tiempo suficiente hasta que los productores nacionales puedan aumentar la producción.

Esta es la tercera vez que Biden recurre a la reserva estratégica de petróleo en poco más de cuatro meses. En noviembre ordenó la liberación de 50 millones de barriles. Luego, en su discurso sobre el estado de la unión en marzo, Biden anunció otros 30 millones de barriles como parte de un esfuerzo para impulsar el suministro de petróleo.

Aprovechar la reserva es una de las pocas cosas que un presidente puede hacer solo para tratar de controlar la inflación, lo que empobrece a los estadounidenses y, a menudo, crea una responsabilidad política para el partido que controla la Casa Blanca.

Aquí un vistazo a lo que se va a hacer:

¿Qué es la reserva estratégica de Petróleo?

La Reserva Estratégica de Petróleo de Estados Unidos es una colección de cavernas subterráneas de sal en Texas y Luisiana que puede contener más de 700 millones de barriles de petróleo, aunque actualmente no está llena. La reserva contenía alrededor de 568 millones de barriles la semana pasada, por debajo de los más de 650 millones de barriles a mediados de 2021, según el Departamento de Energía de EEUU.

La reserva se creó después del embargo petrolero árabe de la década de 1970 para brindar a Estados Unidos un suministro que pudiera usarse en caso de emergencia.

¿Por qué se utiliza?

EEUU ahora exporta más petróleo del que importa, pero la reserva permanece y se ha aprovechado por varias razones, desde compensar el impacto de los huracanes y otros desastres ambientales y el cierre de canales de navegación hasta recaudar dinero para reducir el déficit.

En 1991, el presidente George H. W. Bush autorizó retirar cerca de 34 millones de barriles durante la Guerra del Golfo, aunque sólo se utilizaron 17 millones de barriles. En 2011, el presidente Barack Obama aprobó la liberación de 30 millones de barriles para compensar la interrupción del suministro de Libia.

¿Cómo sacan el petróleo?

El petróleo es más liviano que el agua; es por eso que desastres como los causados por el petrolero Exxon Valdez y la plataforma de perforación Deepwater Horizon crean manchas en la superficie. Para sacar el petróleo de las reservas, se bombea agua a las cavernas de sal, haciendo que el crudo flote hacia la superficie, donde es capturado y enviado por oleoductos a las refinerías.

¿Por qué Biden aprovecha la reserva?

Oferta y demanda. Biden espera que al liberar más petróleo en el mercado, los precios bajen. Los precios bajaron durante casi dos semanas después del anuncio inicial de Biden sobre el uso de la reserva en noviembre, pero luego reanudaron su fuerte ascenso. El crudo estadounidense ha subido casi un 40% este año y se ha vuelto aún más volátil en el último mes.

Si el último movimiento de Biden funciona dependerá de varios factores. Un factor a tener en cuenta: aunque 1 millón de barriles por día es una gran cantidad de petróleo, EEUU consumió casi 20 millones de barriles por día el año pasado y el consumo mundial superó los 97 millones de barriles por día.

¿Será más barata la gasolina?

Lo que la mayoría de la gente quiere saber es qué va a pasar con los precios en las estaciones de servicio. Muchos factores intervienen en el precio de la gasolina. Las refinerías compran petróleo crudo por adelantado, por lo que aún podrían estar trabajando con petróleo más caro. Los estados tienen diferentes tasas impositivas que afectan el precio que pagan los automovilistas.

El jueves, el precio promedio nacional por un galón de gasolina regular fue de más de $4.22 dólares, un centavo menos que el pico de principios de marzo, según el club de autos AAA.

El promedio sigue siendo inferior a $4 dólares por galón en muchos estados del centro del país, pero es más alto en el noreste y más alto en el oeste. En California, cuesta $5.90 el galón.

Incluso si esos precios no bajan, Biden puede argumentar que al utilizar la reserva trató de ayudar.

¿A quién le hace más daño?

Los precios de la gasolina son regresivos: es más probable que las personas de bajos ingresos gasten un mayor porcentaje de su dinero en gasolina que los estadounidenses ricos, por lo que los aumentos perjudican a los consumidores más sensibles a los precios. Kevin Book, director gerente de Clearview Energy Partners, dice que es posible que esos consumidores no aparezcan en las medidas de la economía de la nación, “pero aparecen en los recuentos de votos… si nos ponemos manos a la obra, de eso se trata realmente”.

¿Por qué es importante el petróleo?

El futuro del petróleo y el gas en los EEUU es un punto crítico político y una fuente de tensión, especialmente cuando las empresas y las agencias gubernamentales lidian con el cambio climático y la transición hacia fuentes de energía más limpias.

Por un lado, la industria del petróleo y el gas de EEUU ha sido elogiada por algunos líderes políticos por crear independencia energética. Donde EEUU una vez dependió en gran medida de las importaciones, otras naciones ahora dependen de EEUU para obtener petróleo. También es un proveedor de empleo: la industria del petróleo y el gas emplea a más de 10 millones de personas en los EEUU y contribuye con aproximadamente el 8 % del producto interno bruto de la nación, según el Instituto Americano del Petróleo.

Las empresas que suministran petróleo se benefician de precios más altos. Pero a los consumidores no les gusta cuando esos precios más altos los afecta.

El instituto ha dicho anteriormente que cualquier liberación de petróleo de la reserva estratégica debe ir acompañada de medidas políticas que fomenten una mayor producción de energía en EEUU. Eso choca con la promesa de Biden de reducir la dependencia de los combustibles fósiles que contribuyen al cambio climático.

(Con información de AP)

Fuente: Infobae.com