Recaudan dinero en Bolivia para insumos médicos para los heridos en Ucrania

 

Un grupo de paramédicos partirá a Ucrania el 26 de marzo y prevé quedarse allí por dos semanas para ayudar a la gente en primera línea.

Fuente: EFE / Página Siete



La Paz

La Fundación Medfund en Bolivia inició una campaña de recaudación de fondos para comprar insumos médicos que llevará un grupo de voluntarios paramédicos hasta Ucrania y así ayudar a los heridos producto de la invasión de Rusia a ese país.

Andrés Kittelson, el director de Medfund, una organización sin fines de lucro, contó a Efe que un grupo de cinco a siete voluntarios paramédicos viajará hasta Ucrania con sus propios recursos para ayudar a los heridos en los lugares de combate.

«Ellos están yendo a hacer el trabajo paramédico en zonas de combate y van a ir a asistir a heridos de bala, explosiones de bomba y civiles, también soldados y asistiendo en zonas de combate», contó Kittelson.

También puede leer: Putin estudia despliegues militares para responder a los de la OTAN

El grupo de voluntarios, en su mayoría estadounidenses y bolivianos, partirá a Ucrania el próximo 26 de marzo y prevé quedarse allí por dos semanas para ayudar a la gente en primera línea.

Para ello, Medfund está impulsando una campaña a través de las redes sociales para que las personas puedan aportar a una cuenta bancaria. «El dinero será utilizado para comprar insumos como gasas, torniquetes, parches de heridas de bala, entre otros», comentó Kittelson.

Hasta ahora han recogido 2.000 dólares, aunque tienen la expectativa de alcanzar a juntar unos 5.000.

Este es el segundo grupo de ayuda que irá a Ucrania apoyado por Medfund, ya que el primero llegó al lugar hace una semana. Este nuevo conjunto de paramédicos ya se prepara para viajar y retornar al país en unas dos semanas, pero tiene previsto volver a Ucrania con más ayuda y probablemente quedarse «indefinidamente».

También puede leer: Los tanques rusos llegan a las puertas de Kiev, tras el fracaso de las negociaciones

Además, agregó Kittelson, hay una posibilidad de que vaya un tercer grupo de voluntarios en abril para ofrecer su ayuda.

Dos semanas después de que Rusia iniciara una operación militar a gran escala para invadir Ucrania, se estima que hay más de 2,5 millones de desplazados ucranianos, principalmente hacia Polonia y Hungría.

Hasta el pasado 7 de marzo se había documentado que 474 personas han muerto en los ataques, entre ellos 29 niños, y al menos 861 han resultado heridas, según un recuento de la Oficina de Naciones Unidas para los Derechos Humanos. No obstante, se cree que las cifras reales de heridos y muertos podrían ser más altas.