Renuncia hombre de confianza del vicepresidente Choquehuanca

 

Bautista argumentó una falta de respaldo político y una “dictadura burocrática” en Bolivia

 



Carlos Quisbert / La Paz

Rafael Bautista, director de Geopolítica del Vivir Bien, presentó su renuncia irrevocable ante el vicepresidente David Choquehuanca. Considerado hombre de confianza del mandatario, Bautista argumentó que no tenía respaldo político y que no pudo concluir con sus objetivos debido a una supuesta burocracia colonial y una “dictadura técnico-administrativa”.

La renuncia fue presentada el 11 de marzo. En su nota, expresó su molestia por no concretar los proyectos de soberanía hídrica, alimentaria, medicinal y energética, además de atribuirse la idea del proyecto de ley presentado a la Asamblea Legislativa, para que el lago Titicaca sea nombrado “sujeto de derechos”.

Dijo que su gestión se vio perjudicada por el “laberinto burocrático” que creyó que superaría pero que se tornó “infinito”. Afirmó que nada de ese trabajo fue valorado por “la mezquina y torva mirada de la burocracia convertida en poder desnudo e instrumento de dominación y represión continua”.

“Cierta burocracia, muy consciente de su poder, replica muy bien las lógicas de dominación,  que buscan, desde lo operativo, minar toda apuesta genuina de transformación (…) es la otra cara de la religión sacrificial que promueve el mundo moderno y el capitalismo”, dice parte la carta de renuncia a la que accedió Página Siete.