Residente relata: Basta que la pareja ucraniana dijo «somos refugiados», terminó el trámite y fuera de Bolivia

NEGARON INGRESO EN VIRU VIRU

Residente ucraniana en Santa Cruz, Ludmila Kundenko. Foto/capturas

Fuente: erbol.com.bo

Una pareja de ucranianos que escapó del bombardeo ruso sobre Ucrania fue devuelta la mañana de este sábado por Migración del aeropuerto de Viru Viru a la Argentina sin dar mayores explicaciones, denunció la señora Ludmila Kundenko, ciudadana residente que había invitado a sus connacionales a Santa Cruz.



“Basta que ellos dijeron en la entrada somos refugiados terminó el trámite, colocaron en la computadora esta palabra y salió negativo, negativo, negativo, fuera del país”, manifestó a tiempo de informar que la pareja logró cruzar Polonia, Alemania, Paraguay y Argentina para llegar a Bolivia.

Indicó que sus invitados llegaron el viernes a las 18:00 al aeropuerto de la capital oriental y de ahí la pareja no pudo salir debido a que el Servicio de Migración rechazó su permanencia en el país, supuestamente, por observaciones a la documentación que portaban.

Explicó que tenían todos los papeles en orden, pero no pudieron contactarse con algún responsable de Migración de Viru Viru, pero sí con la pareja que permaneció encerrada en un cuarto durante 15 horas sin comida ni bebida para luego ser deportada en la misma aerolínea que los trajo desde Argentina.

“Parece que, en Bolivia, Migración es una cosa secreta, ayer (viernes) fue una desgracia porque te hablaban como unos robots ‘que no, que no, que no’. Que solamente el ministro de Gobierno puede firmar la entrada de esta gente”, declaró entrevistada por Unitel.

Lamentó que los funcionarios de Migración no se identifiquen cuando atienden al público a través del Servicio de Informaciones del aeropuerto, porque exigieron un papel oficial que indique “por qué están deportando a los chicos” y nadie les dio explicación.

“Yo exigía yo que devuelvan sus pasaportes, sus maletas no llegaban (salían), totalmente un desastre fue”, acotó.

Anunció que acudieron al cónsul ucraniano en Brasil y éste se contactó con el cónsul en Argentina para iniciar acciones destinadas a revisar la documentación que traía la pareja de refugiados y hacer trámites e intentar nuevamente que ingresen a Bolivia.

La señora Ludmila, ciudadana ucraniana que vive años en Santa Cruz, pidió a las autoridades bolivianas tengan un poco más de humanidad y permitan que ucranianos vengan al país para refugiar a sus familiares que viven una situación de guerra con Rusia.

Anunció que acudieron al cónsul ucraniano en Brasil y éste se contactó con el cónsul en Argentina para iniciar acciones destinadas a revisar la documentación que traía la pareja de refugiados y hacer trámites e intentar nuevamente que ingresen a Bolivia.

La señora Ludmila, ciudadana ucraniana que vive años en Santa Cruz, pidió a las autoridades bolivianas tengan un poco más de humanidad y permitan que ucranianos vengan al país para refugiar a sus familiares que viven una situación de guerra con Rusia.