Rusia amenaza con una guerra directa contra la OTAN si la alianza envía tropas a Ucrania

El canciller Serguei Lavrov aseguró que Moscú no se opone a la mediación de países occidentales, pero subrayó que hay “líneas rojas absolutas” que no se pueden cruzar

Serguéi Lavrov (Reuters)

Serguéi Lavrov (Reuters)



El ministro de Asuntos Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, afirmó este miércoles que el envío de fuerzas de paz a Ucrania podría llevar a un enfrentamiento directo entre Rusia y la alianza militar de la OTAN.

Polonia dijo la semana pasada que presentaría formalmente una propuesta para una misión de mantenimiento de la paz en Ucrania en la próxima cumbre de la OTAN. Pero Lavrov consideró una provocación la propuesta pacificadora de Varsovia.

“Espero que entiendan de qué están hablando”, dijo Lavrov al personal y los estudiantes del Instituto Estatal de Relaciones Internacionales de Moscú. Y advirtió: “Este será el choque directo entre las fuerzas armadas rusas y de la OTAN que todo el mundo no sólo ha tratado de evitar, sino que ha dicho que en principio no debería tener lugar”.

Además de mencionar los presuntos planes de la OTAN de enviar a Ucrania un batallón integrado por las tres repúblicas bálticas, recordó que ya se opuso también al despliegue en su momento en el Donbass de una fuerza internacional.

Denunció también las declaraciones sobre la necesidad de desplegar en Ucrania misiles antiaéreos Stinger, lo que, alertó, supondría “una amenaza colosal”.

A su vez, Lavrov acusó a Estados Unidos de estar interesado en alargar “lo más posible” la actual “operación militar aliada” rusa en Ucrania. “Ellos esperan seguir suministrando armamento a Ucrania. Se ve que quieren mantenernos lo más posible en un estado de combate”, dijo.

Lavrov aseguró que Moscú no se opone a la mediación de países occidentales, pero subrayó que hay “unas absolutamente líneas rojas” que no se pueden cruzar.

También, Rusia acusó a Kiev de paralizar las conversaciones de paz haciendo propuestas inaceptables para el Kremlin. Ucrania ha dicho que está dispuesta a negociar, pero que no se rendirá ni aceptará los ultimátums rusos.

Lavrov dijo que las autoridades ucranianas se estaban alejando de sus propias propuestas en las conversaciones, lo que dificulta el logro de un avance. “Las conversaciones han comenzado, son difíciles porque la parte ucraniana… cambia constantemente de opinión y se aleja de sus propias propuestas”, dijo Lavrov.

El presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, dijo antes el miércoles que las conversaciones con Rusia eran difíciles y a veces tensas.

Rusia invadió Ucrania con decenas de miles de tropas en lo que llamó una “operación especial” con los supuestos objetivos de degradar las capacidades militares de su vecino del sur y erradicar a quienes calificó de peligrosos nacionalistas. Las fuerzas ucranianas han opuesto una fuerte resistencia y Occidente ha impuesto amplias sanciones a Rusia para obligarla a retirar sus fuerzas.

(Con información de Reuters y EFE)

Fuente: infobae.com