Rusia anuncia 1.351 soldados muertos, la OTAN estima que son entre 7.000 y 15.000


Al cumplirse el primer mes de guerra en Ucrania, el balance de soldados rusos muertos varía entre las cifras oficiales rusas y las estimaciones de la OTAN. Además, según las estimaciones de la Alianza, entre 30.000 y 40.000 soldados rusos no están en condiciones de combatir ya sea porque están muertos, heridos, desaparecidos o presos.



Rusia reconoció el viernes que 1.351 soldados de sus filas murieron desde el inicio de su ofensiva militar en Ucrania hace un mes.

«Durante la operación militar especial, 1.351 militares murieron y 3.825 resultaron heridos», declaró el jefe de Estado Mayor adjunto del ejército, Serguéi Rudskoy, en una rueda de prensa.

El anterior balance oficial de Moscú publicado el 2 de marzo contabilizaba 498 soldados rusos muertos en Ucrania, pero Kiev afirmaba que Rusia sufrió pérdidas mucho más cuantiosas.

La OTAN, por su parte, estima que entre 7.000 y 15.000 soldados han fallecido en este mes de conflicto.

Pero, si se cuentan los soldados rusos muertos y heridos, los prisioneros y los desaparecidos, la cifra se elevaría a entre 30.000 y 40.000, según la Alianza.

A manera de comparación, unos 15.000 soldados rusos murieron en los diez años de guerra en Afganistán, entre 1979 y 1989.

Una fuente de la OTAN explicó que la estimación de la Alianza se basaba en la información de los funcionarios ucranianos, lo que Rusia ha publicado -intencionadamente o no- y la información recogida de fuentes abiertas.

Añadió que la estimación de entre 30.000 y 40.000 bajas rusas se derivaba de lo que denominó un cálculo estándar según el cual en tiempos de guerra un ejército tiene tres soldados heridos por uno muerto.

Fuentes de inteligencia estadounidenses citadas por el New York Times el 16 de marzo situaron la cifra en 7.000 soldados rusos muertos en tres semanas. En una conferencia de prensa el miércoles, John Kirby, el portavoz del Departamento de Defensa, señaló que la moral de las unidades rusas era baja, lo que afectaba su cohesión y su capacidad de lucha.

Radio Francia Internacional