Tarija: La venta de uva en los mercados del país mueve hasta $us 40 MM

El 80% de la uva de mesa que se produce en Tarija se vende en los mercados nacionales, La Paz, Cochabamba y Santa Cruz son los que registran mayor demanda del producto. La producción abarca 4.000 hectáreas.

La venta de uva en los mercados del país mueve hasta $us 40 MM
Tarija busca nuevos mercados para la uva
Fuente: El País

Leo Suárez



La venta de uva tarijeña en los mercados del país mueve al menos unos 40 millones de dólares. Mientras que toda la cadena de uvas, vinos y singanis genera un movimiento económico próximo a los 150 millones de dólares, lo que coadyuvará en la reactivación económica de la región, según afirma el alcalde de Uriondo, Javier Lazcano.

Con estos datos, una vez más Tarija ratifica su potencial productivo de uvas, vinos y singanis, constituyéndose como una alternativa económica más allá del gas.

El director del Centro Vitivinícola de Tarija (Cevita), Ramiro Velásquez, señala que, en el valle central, se tienen alrededor de 4.000 hectáreas de cultivos de la vid, de los cuales el 60% es uva de mesa y el 40% se destina para la vinificación, tanto para la elaboración de vinos y singanis.

En este contexto, el Alcalde de Uriondo detalla que de la uva de mesa, el valle central de Tarija produce 375.000 mil cajas de uva, esto de acuerdo a la cosecha que se ha tenido en la gestión 2021, cada una de estas cestas pesa 25 kilos. Respecto a la gestión 2022, aún se están cuantificando, la información precisa se la tendrá una vez termine toda la época de la vendimia.

Las cámaras de frío

Respecto a la cantidad de uva que se almacena en las cámaras de frío en esta época alta, para venderla luego fuera de estación, ya por el mes de mayo y junio, la información no es precisa. El alcalde Lazcano manifiesta que son al menos unas 30.000 cajas las que se guardan, mientras que desde el Cevita refieren que la capacidad de almacenamiento es para unas 15.000 cajas.

“Todos los productores se benefician con las cámaras de frío, pero el beneficio directo es para tres comunidades, Ancón Chico, La Higuera y La Choza, en algunos casos ya entre ellos se ayudan, entre comunidades a veces dan permiso para que otras comunidades puedan ingresar las cajas, esa parte del manejo nosotros dejamos que ellos sean autónomos, pero la parte técnica la manejamos nosotros para que esto si funcione, caso contrario sería muy complicado”, señaló Lazcano.

Por su parte, el presidente de la Federación Departamental de Viticultores, Weimar Rojas, manifestó que, en anteriores gestiones, las cámaras de frío no beneficiaban a todos los sectores. Por lo que se esperanzó que, con esta nueva administración a la cabeza de Lazcano, se pueda apoyar a todos los productores por igual.

En complemento, Velásquez indica que actualmente el precio de la uva está entre 70 a 80 bolivianos la caja, pues luego que cumplir el tiempo correspondiente en la cámara de frío, esta misma caja dobla su precio. Incluso llega a superar los 200 bolivianos.

El problema del contrabando

Velásquez refiere que el contrabando es uno de los males que afecta anualmente a este sector, remarcó que a finales del mes de febrero y la primera semana de marzo, han tenido que vender sus productos con pérdida.

“La uva se ha tenido que vender hasta en 40 bolivianos la caja, esto es pérdida. Para lograr recuperar nuestro trabajo e inversión se tiene que vender por arriba de los 70 bolivianos caja”, indicó.

Asimismo, Velásquez reconoció la saturación del mercado local y los problemas de comercialización que actualmente se tienen, a lo que sumó el problema del contrabando. “Estamos trabajando por buscar nuevas alternativas para que el sector pueda realizar su comercialización, nos estamos abocando a eso, para que en la próxima vendimia o cosecha no tengamos este tipo de inconvenientes”, dijo.

El Director del Cenavit explicó que del total de la producción de uva de mesa, Tarija consume como máximo el 15%, mientras que el 80% se va a los mercados del interior del país, habiendo mayor demanda en departamentos como Santa Cruz, Cochabamba y La Paz. En tanto, la exportación apenas alcanza un 5%.

La cadena genera 11.000 empleos

Según datos de la Fundación Jubileo publicados en la gestión 2021, en Tarija existen al menos unas 37 bodegas de vinos y singanis que vinculan a 2.800 familias en esta actividad productiva.  Este rubro genera 11.000 empleos directos e indirectos.

Además, se tiene que entre las 10 bodegas más importantes de Tarija (entre grandes, medianas y pequeñas) se produce cerca de 7 millones de litros de vino por año.

“Pese a la producción de calidad, Bolivia no figura entre los productores destacados de vino en el mundo. Italia, Francia y España (52% entre los tres) están entre los productores más importantes. En los índices de competitividad, Bolivia ocupa el puesto 107 entre 141 países”, señala la Fundación Jubileo.

La Vendimia llega con 60% de cosecha vendida

Tras dos años suspendida, este 2022 se ha vuelto a reactivar la Vendimia Chapaca. Según informa el director del Cevita, Ramiro Velásquez, se está llegando a esta actividad habiendo cosechado el 60% de la uva que se produce en el valle central de Tarija.

En este marco, el subgobernador de Uriondo, Edilberto Panique, detalló que en el marco de la Vendimia Chapaca 2022, se han establecido una serie de actividades, las cuales iniciaron la anterior semana con el Festival del Arte y el Vino, la Feria en Calamuchita, y para este viernes se tiene una actividad de degustación de las variedades de uva en los predios del Cevita, para la posterior inauguración del Museo del Vino y el Singani.