Tercer día de bloqueo en la ruta a Beni por avasallamiento de un predio de Ostreicher

Los campesinos instalaron un segundo punto de bloqueo sobre la carretera. Esta jornada cinco personas serán puestas ante un juez por la muerte de Franklin Delgadillo
Eduardo Ruilowa

Este martes se cumplen tres días del bloqueo en Guarayos, a la altura de la comunidad San Antonio del Junte, por la muerte del joven Franklin Delgadillo en medio de un enfrentamiento entre interculturales que se disputan el predio de Jacob Ostreicher, que el Estado le incautó y que el proceso continúa activo.

Además, en vista de no tener una respuesta por parte de autoridades nacionales, específicamente del ministro de Desarrollo Rural y Tierras, Remmy Gonzales, para que brinde una solución a la disputa del predio, los dirigentes instalaron un segundo punto de bloqueo sobre la carretera antes del primer punto.

El corresponsal de EL DEBER en Guarayos, Desther Ágreda, reportó que la nueva medida se llevó a cabo tras darse cuenta que el transporte liviano podía desviar el primer punto para llegar a destino. De este modo Santa Cruz queda desconectada de Beni.

El transporte pesado y los pasajeros se ven afectados por esta situación y piden una solución a las autoridades, ya que para arribar a su destino deben pagar hasta tres pasajes, señala el corresponsal de EL DEBER.

Desde la Terminal de Buses de Santa Cruz indicaron que continúan suspendidas las salidas hasta el departamento de Beni hasta que el conflicto sea solucionado y la carretera se encuentre expedita.

Son cerca de 300 personas las que se encuentran distribuidas en ambos puntos de bloqueo exigiendo, por un lado, que se resuelva la disputa del predio y por otro, justicia por la muerte del joven Franklin Delgadillo.

Hasta el momento hay cinco personas aprehendidas por el asesinato de Delgadillo y serán puestas ante el juez de Instrucción Penal, Roberto Cruz Hurtado, este martes. Todos son acusados de participar en el enfrentamiento armado del fin de semana en la comunidad San Antonio del Junte.

El joven perdió la vida producto de un disparo por arma de fuego durante un enfrentamiento entre dos grupos de personas, que se disputaban los terrenos de la comunidad San Antonio del Junte, asentada ilegalmente en la propiedad del judío-estadounidense Jacob Ostreicher.