Tercer intento en Irak para elegir presidente, con nuevo boicot a la vista

El Consejo de Representantes de Irak, en Bagdad, que debe votar para elegir al presidente y al jefe de Estado, en una imagen del 26 de marzo de 2022 afp_tickers

 

Los diputados iraquíes intentarán el miércoles elegir al presidente del país después de fracasar en dos ocasiones debido al boicot de una coalición chiita, un escenario que podría repetirse por tercer vez y agravar la crisis institucional.



Seis meses después de las elecciones legislativas anticipadas de octubre de 2021, Irak no ha podido elegir presidente ni primer ministro. La designación del segundo depende de la elección del primero.

Los legisladores deben primero elegir al jefe de Estado por ser el que, a su vez, nombra al jefe de gobierno, un puesto que ha sido objeto de interminables negociaciones entre partidos.

Hay 40 candidatos en la elección presidencial. El ganador necesita alcanzar al menos dos tercios de los votos.

La presidencia, un puesto honorífico, suele ser asignada a un kurdo.

Pero la votación podría correr la misma suerte que las del 7 de febrero y el sábado pasado.

En esos primeros intentos, un bloque chiita boicoteó la elección e impidió al legislativo reunir los dos tercios de diputados requeridos.

Ese bloque chiita, que incluye al ex primer ministro Nuri al Maliki y la proiraní Alianza de la Conquista, espera cerrar paso al líder Moqtada Sadr, también chiita.

Gran ganador de las legislativas de octubre, Sadr formó una coalición con los partidos sunitas y el Partido Democrático de Kurdistán, con un total de 155 de los 329 escaños del legislativo.

Sadr apoya a Rebar Ahmed como presidente y espera que el cargo de primer ministro lo asuma su primo y cuñado Jaafar al Sadr.

Fuente: swissinfo.ch