Ucrania: ¿cuál podría ser la ‘neutralidad’ exigida por Moscú y estudiada por Kiev?


Está previsto que las negociaciones se reanuden a principios de esta semana en Turquía. Deberían tener lugar el martes 29 y el miércoles 30 de marzo, según la parte rusa. En el centro de esta nueva ronda de negociaciones está la cuestión de la neutralidad de Ucrania. Esta eventualidad está siendo «estudiada en profundidad», dijo el presidente ucraniano. Pero esta idea plantea muchos interrogantes.



Mencionada al principio del conflicto mediante una desafortunada referencia a una «finlandización» del país, la idea de una Ucrania neutral era todavía inconcebible hace unos días. Sus contornos están por definir.

No existe un modelo legal de neutralidad. Los ejemplos existentes tienen todos contornos específicos de contextos históricos particulares.

El ejemplo de Finlandia tras la Segunda Guerra Mundial equivalía a la una relación de vasallo con respecto a la URSS, una hipótesis que hoy resulta inaceptable para Kiev.

Las de Suiza, Austria y Suecia han evolucionado con el tiempo, ya que los dos últimos se han incorporado a la Unión Europea.

¿Hacia un referéndum?

Tanto para Moscú como para Kiev, la neutralidad de Ucrania es inseparable de las garantías de seguridad. Para los rusos, esto significa que Ucrania nunca entrará en la OTAN y que no tendrá armas nucleares en su territorio.

Pero, ¿qué límites impone esto a un acercamiento a la Unión Europea?  Y a cambio, ¿qué garantías puede dar Rusia para la seguridad de Ucrania?

Sea cual sea la forma que adopte, esta neutralidad tendrá que ser refrendada por la población en un referéndum, dijo el líder ucraniano, que recordó sus prioridades de cara a la reunión: la soberanía y la integridad territorial de su país, mientras Rusia anunciaba que ahora concentraba su ofensiva en la cuenca fronteriza de Donbás.

Radio Francia Internacional