Vladimir Putin rechaza el acuerdo para el cese del fuego y sigue bombardeando civiles en Ucrania

El Ejército ruso atacó instalaciones en Lviv y Kiev, donde el alcalde informó que murió una persona y hubo al menos cuatro niños heridos entre decenas de lesionados. La ofensiva dañó seis viviendas, un colegio y una guardería

Vladimir Putin, jefe del Kremlin (Sputnik/Sergey Guneev/Kremlin via REUTERS)
Vladimir Putin, jefe del Kremlin (Sputnik/Sergey Guneev/Kremlin via REUTERS)

Vladimir Putin sigue sin mostrar señales de estar dispuesto a detener el baño de sangre en Ucrania. Durante un diálogo con el canciller alemán, Olaf Scholz, le sacó crédito a un posible acuerdo para el cese del fuego con el país vecino y criticó duramente las posturas de Kiev: “Busca por todos los medios retrasar el proceso de negociaciones, presentando propuestas que no son realistas”, dijo.

Las declaraciones enfrían las espectativas que se habían acelerado esta semana, cuando desde el mismo Kremlin habían llegado señales alentadoras sobre avances en las negociaciones, abonados también por Volodimir Zelensky. El presidente ucraniano había dicho que su país admitiría la imposibilidad de unirse a la OTAN, aunque eso requería que hubiera un régimen especial con países que garantizarían su seguridad e independencia de los dictados de Moscú.



Un edificio residencial destruido por un misil ruso este viernes en Kiev (REUTERS/Vladyslav Musiienko)
Un edificio residencial destruido por un misil ruso este viernes en Kiev (REUTERS/Vladyslav Musiienko)

Pero ahora el Kremlin volvió a endurecer su discurso y resumió la conversación entre su jefe y el canciller germano en un comunicado en el que responsabiiza a Kiev de la demora en el acuerdo. La estrategia de Putin parece ser dilatar una tregua, lo que llevó a los especialistas a especular con que necesita tiempo para renovar las fuerzas invasoras y luego relanzar su ofensiva, estancada desde hace días ante la imposibilidad de vencer al resistencia ucraniana en las principales ciudades del país.

En ese marco, ha intensificado los bombardeos que castigan cada vez con más ferocidad a los civiles. Este viernes el alcalde de Kiev denunció la muerte de al menos cuatro niños en un ataque que dañó seis viviendas, un colegio y una guardería, mientras que el jueves se habían reportado más de 75 víctimas en Chernihiv, Merefa y la capital del país.

El canciller alemán Olaf Scholz (Michael Sohn/Pool via REUTERS)
El canciller alemán Olaf Scholz (Michael Sohn/Pool via REUTERS)

Diálogos con Scholz y Macron

El diplomacia germana explicó que la conversación entre Scholz y Putin duró casi una hora y en ella los dos abordaron “la guerra que continúa en Ucrania y los esfuerzos para terminarla”.

El portavoz del canciller, Steffen Hebestreit. dijo que el máximo responsable del gobierno berlinés abogó por “una mejora de la situación humanitaria” y a favor de avances “en la búsqueda de una solución diplomática del conflicto”.

Dmitri Peskov, portavoz de la presidencia rusa, dijo a la prensa que la entrevista entre Putin y el canciller alemán fue “dura”. También añadió que el presidente ruso hablará con el jefe de Estado francés este viernes por la tarde.

Un jardín preescolar fue dañado por un ataque del Ejército de Putin este viernes en Kiev (REUTERS/Vladyslav Musiienko)
Un jardín preescolar fue dañado por un ataque del Ejército de Putin este viernes en Kiev (REUTERS/Vladyslav Musiienko)

El vocero consideró prematuro hablar sobre el acuerdo que los dos países podrían alcanzar: “Puedo decir que la delegación rusa está mostrando la voluntad de trabajar mucho más rápido de lo que se está haciendo en este momento (…) Desgraciadamente, la delegación ucraniana no está lista para acelerar las negociaciones”, explicó.

Rusia desea negociar con Ucrania un estatuto de neutralidad y desmilitarización.

Las autoridades ucranianas, sin mencionar esta neutralidad pero dando por hecho que no podrán unirse a la OTAN, reclamaron que se elija a países garantes de su seguridad que saldrán en su defensa militarmente en caso de agresión.

Ucrania también exige la retirada de las fuerzas rusas y el respeto de su integridad territorial. Rusia reconoció ya la independencia de dos regiones separatistas del este de Ucrania y se anexionó Crimea hace ocho años.

Fuente: infobae.com