Wilson Ledezma estaba exigiendo el pago de una deuda cuando fue acribillado, según el abogado de la familia

Fuente: El Deber
 

Luego de que el cuerpo de Wilson Ledezma, de 38 años de edad, llegara hasta la morgue del municipio de Montero (Santa Cruz) pasada las 21:00 horas del martes, el encargado de la morgue, Abelardo Salas, indicó que la autopsia será realizada a las 08:00 de este miércoles en presencia de un fiscal y un familiar de la víctima. El abogado de la familia sospecha que el asesinato se habría producido cuando Ledezma cobraba una deuda por la venta de un vehículo.

De manera preliminar, se conoce que el sujeto caminaba por una calle poco transitada, cuando sus asesinos se acercaron en una motocicleta y le dispararon a quemarropa.

“El fallecimiento de esta persona fue producto del uso de arma de fuego. Dos personas a bordo de una moto lo interceptan y uno de ellos se baja a disparar contra su humanidad (…) Los móviles e hipótesis de este hecho están en investigación”, informó Erick Olguín, comandante de la Policía de Santa Cruz.

En entrevista con Unitel, el abogado de la familia de la víctima, Jimmy Rodríguez, dijo que hay una deuda económica de por medio y que esta podría ser una posible causa que hubiera derivado en la muerte de Wilson.

Señaló que la víctima habría ido a cobrar su dinero por la venta de un vehículo y que encontró la muerte por este accionar; esta hipótesis será analizada por la Fiscalía.

“Estaba necesitado de dinero y fue a exigir a sus deudores que paguen por la venta del vehículo. Consideramos que estas personas lo han planificado porque le han hecho creer que le iban a pagar”, manifestó el abogado.

La madre de Wilson Ledezma indicó no haber tenido contacto con su hijo desde hace una semana en Yapacaní, por lo cual desconoce el motivo de su muerte y que esto se haya dado en otra localidad muy distante a su hogar.

“Hace una semana vino a mi venta. Él trabaja de agricultor y con ganado. No sé nada, lamentablemente no sé nada”, dijo brevemente la madre entre lágrimas a los medios de comunicación.

La víctima de asesinato deja cinco hijos en la orfandad. Su cuerpo se encuentra en la morgue municipal de Montero para realizar la autopsia de ley y se espera que este sea trasladado hasta Yapacaní, donde se le dará la cristiana sepultura.