Ante el incremento salarial, operadoras de turismo definirán si se cierran o liquidan a empleados

El miércoles por la noche, el Gobierno nacional y la COB definieron el incremento salarial.

58378585_452726055496183_2150015346537398272_n

Fuente: ANF



El incremento salarial al mínimo nacional y haber básico obligará a las operadoras de turismo de Bolivia a cerrar servicios o liquidar a sus trabajadores, ya que una mayoría no está en la capacidad de cubrir la carga social.

“Definitivamente, (la consecuencia) es el cierre de muchas más. Se ha cerrado casi el 50% de empresas de turismo y ahora vemos con esto que muchos van a tener que despedir a sus empleados o cerrar sus empresas”, afirmó la presidente de la Asociación Boliviana de Operadores de Turismo Receptivo (Abatur), Jacqueline Riveros.

El anuncio del Gobierno de incrementar en 4% el salario mínimo nacional y 3% al haber básico no fue bien recibido por el sector de agencias de turismo de Bolivia que considera la medida como “lapidaria” para la reactivación económica del sector.

Riveros dijo que, debido a la pandemia de la Covid-19, el 50% de las operadoras de turismo cerraron y el número será mayor con la nueva disposición que definió el presidente Luis Arce con la Central Obrera Boliviana, la noche del miércoles.

Dijo que sus afiliados sumaron un nuevo frente de conflicto con el Ministerio de Trabajo por cumplir con el pago del alza salarial; otras dificultades del sector tienen que ver con los requisitos que exigen a turistas extranjeros para ingresar a Bolivia y que ahuyentan a los visitantes.

Este jueves, la Abatur se reunió con el viceministro de Seguridad Ciudadana, Roberto Ríos, para resolver la demanda sobre las dificultades que genera el Decreto Supremo 4574, que ordena el registro de datos de turistas mediante una plataforma informática y este proceso genera molestia en los visitantes porque hay multas de por medio.

La exigencia de la prueba PCR de la Covid-19 al ingresar al país, un seguro de vida y declaración jurada son otras dificultades que también ahuyentarían a los visitantes, según la Abatur.