Banco francés Société Générale suspende operaciones en Rusia

El prestamista francés firmó un acuerdo para vender su participación en el banco ruso Rosbank y sus filiales. La operación está a la espera de la aprobación de las autoridades regulatorias.

Sede del banco en el distrito comercial de La Defense en Puteaux, cerca de París.

El prestamista francés controla 100% del capital de Rosbank desde 2014.



 

Société Générale, el banco francés con mayores intereses en Rusia, anunció este lunes (11.04.2022) que suspenderá sus operaciones en ese país, uniéndose a cientos de compañías que han interrumpido o limitado sus actividades comerciales como respuesta a la brutal invasión a Ucrania.

El prestamista firmó un acuerdo para vender la totalidad de su participación en el banco Rosbank y de sus filiales al grupo de subsidiarias de Interros Capital, antiguo accionista de Rosbank vinculado al multimillonario y magnate del níquel Vladimir Potanin.

Desde 2014, Société Générale controla 100% del capital de Rosbank.

La operación, pendiente de la aprobación por las autoridades competentes, se concretará «en las próximas semanas» y tendrá un impacto financiero negativo para la entidad francesa.

Según los cálculos de Société Générale, el impacto que tendrá la transacción en sus cuentas será de unos 3.100 millones de euros. Unos 2.000 millones corresponden a la depreciación de los activos que vende, mientras que 1.100 millones a un «elemento excepcional» relativo a la «reserva de conversión».

El banco francés subrayó que con el acuerdo de cesión, cerrado tras «varias semanas de trabajo intenso», se retira de Rusia «de forma efectiva y ordenada» y también garantiza “una continuidad para sus colaboradores y para sus clientes».

Rosbank es uno de los principales bancos rusos, con 550 agencias y unos 12.000 empleados que dan servicio alrededor cinco millones de clientes particulares.

Société Générale se hizo con el control de Rosbank entre 2006-2011, controlado anteriormente por Interros, uno de los mayores grupos financieros rusos.

La decisión del prestamista francés de cesar sus operaciones bancarias y de seguros en Rusia se suma a una larga lista de reacciones a la guerra en Ucrania.

Desde petroleras a gigantes tecnológicos, cientos de compañías han replanteado su relación comercial con Rusia, ahora bajo el escrutinio de la comunidad internacional por su presunta responsabilidad en crímenes de guerra.

Como respuesta a la invasión a Ucrania, la Unión Europea excluyó a siete bancos rusos del sistema internacional de transacciones financieras SWIFT y evalúa un nuevo paquete de sanciones, que incluirían el petróleo y el carbón. (EFE, Société Générale)

Fuente: dw.com