Blancos e indígenas, asustados, buscan retornar a la tribu y seguir al macho alfa

Producto del éxito económico y no cultural de la humanidad, gran parte de las nuevas generaciones, especialmente en Europa, han ido perdiendo el espíritu de lucha y de responsabilidad que los llevo a este mejor bienestar, que ahora disfrutan de gracia. Se regodean en medio de la cultura del progresismo políticamente correcto, del buenismo y del género.

Los ciudadanos han dejado de gestionar la democracia y de asumir su responsabilidad como individuos, como persona y desde ahí construir su propósito de vida en paz y concordia. Por lo que se convierten en masa, una multitud que  necesita y quiere ser conducida por el Jefe de la tribu.



ODIA A TU PRÓJIMO COMO A TI MISMO.

En la lógica y cultura putiniana, “Un Estado fuerte es la fuente y la garantía del orden, el iniciador y la fuerza motriz de todo cambio. Fueron los Zares y los Comisarios comunistas los que crearon la potencia rusa, no la democracia y la mano invisible del mercado”. Putin.

La guerra fratricida y criminal de Putin, un Ruso blanco contra los Ucranianos blancos, ha desplazado a más de 10 millones de ucranianos de sus hogares, matado o herido a miles de personas, ha convertido ciudades en escombros y provocado fuertes sanciones occidentales que harán bajar el nivel de vida de los mismos rusos.
En esta masacre los soldados rusos han dejado fosas comunes y cadáveres de civiles con las manos atadas a la espalda y disparos en la cabeza. Los informes de agencias internacionales testimonian asimismo de cuerpos femeninos desnudos que habían sido violados y parcialmente quemados, y cuerpos mutilados de niños.

Esto es algo que nos hace descreer cada vez más de la humanidad, pero no a todos, buena parte del pueblo ruso considera esta barbarie como una muestra de fuerza y poder. Según las encuestas la aprobación de los rusos en Putin que les ofrece recuperar la potencia rusa a cualquier costo aumenta, habiendo subido al 81,6%, desde el 67,2% que había antes de que ordenara la entrada de soldados en Ucrania el 24 de febrero.

EL RETORNO A LA TRIBU. DÍGAME LICENCIADO.

En Bolivia, un indígena, Choquehuanca exhortaba a su gente desde una perspectiva racial y tribal: “Los paceños nos levantaremos y nos uniremos, porque si nos unimos recién nos van a respetar. Desde La Paz vamos a proyectar unidad nacional. Los aimaras vamos a proyectar la unidad continental. Dicen que los licenciados tienen que venir a enseñarnos ¿Qué nos van a enseñar? ¡Nos van a enseñar a robar! Nosotros les podemos enseñar, ellos son bien flojos. Gracias a nosotros en la ciudad hay comida, gracias a nosotros hay hasta para hartarse”. Choquehuanca Vice del Estado no Pluri, sino Binacional aimara-quechua.

Fuente: ovidioroca.wordpress.com