Blooming, único puntero del grupo B con su victoria en Tarija ante Real Tomayapo (1-2):

Ganó Blooming con goles de Arismendi (37′) y Rafinha (51′). Caicedo marcó a los 45′ para el local. Los celestes fallaron dos penales cuando se jugaban minutos de descuentos. El partido correspondió a la fecha 8 del torneo Apertura.
Carlos Jordan Paz

Blooming sigue sorprendiendo en el torneo Apertura de la División Profesional por su buen rendimiento. Los celestes derrotaron este domingo en Tarija a Real Tomayapo por 1-2, un resultado que lo deja en la punta del grupo B con 19 puntos.

Es el sexto triunfo de la academia en ocho partidos, de los cuales ya ganó tres fuera de Santa Cruz (a Wilstermann, Independiente y Real Tomayapo).

Notable es la producción futbolística de los dirigidos por el chileno Rodrigo Venegas, que solo perdieron un partido, en la primera fecha ante Bolívar, porque esa ocasión presentó un equipo juvenil ante la imposibilidad de habilitar a las nuevas incorporaciones.

Fernando Arismendi (37’) y Rafinha (51’) marcaron los goles de Blooming, mientras que Eber Caicedo (45’) hizo el de Real Tomayapo.

Los tarijeños afrontaron este compromiso con el objetivo de asomarse a los punteros de la serie. La campaña del cuadro que dirige ‘Copito’ Andrada es buena en lo que va el torneo más allá de la derrota de este domingo, pues mantiene chance de clasificar a la siguiente ronda entre los primeros cuatro.

Blooming nuevamente dio una lección de entrega y de buen juego colectivo. Venegas no pudo contar esta vez con el delantero brasileño Jefferson Tavares porque se recupera de una lesión.

Por eso optó por incluir entre los titulares a Rafinha para agrupar en el medio a cinco volantes, que alimentaron permanentemente al único atacante, Fernando Arismendi.

 El libreto fue interpretado a la perfección, aunque cabe ponderar la actitud de los tarijeños que generaron peligro, especialmente cuando Nicolás Albarracín y Caicedo asomaron sobre la portería de Braulio Uraezaña, que tuvo una jornada impecable, especialmente en la jugada en que Albarracín quedó a mano a mano con él, tras gambetear a Darlan, y salvar la caída de su arco con una gran tapada.

Arismendi puso en ventaja a la academia a los 37 minutos, después de recibir un pase del lateral José Sagredo. El uruguayo sorprendió a la zaga chapaca con una gran definición.

La reacción de Real Tomayapo no se dejó esperar. Una tardía salida de la defensa celeste, que jugó al off side, permitió al ecuatoriano Eber Caicedo igualar el marcador en el último minuto del primer tiempo.

Con el 1-1 transitorio se fueron ambos equipos al descanso.

A los seis minutos de comenzado el segundo tiempo se vio al Rafinha en su esplendor. Primero recuperó la pelota al anticiparse al defensor Luis Maldonado y al ver adelantado a Pedro Galindo colocó la pelota por encima del arquero. Golazo.

Fue el 1-2 que inclinó la balanza para los cruceños. En esta etapa, Venegas incorporó a Clody Menacho, Julio Herrera, Daniel Ferrufino y Abraham Cabrera para refrescar los tres sectores de la cancha.

La medida fue acertada porque Blooming mantuvo la dinámica y pudo soportar después el asedio de Real Tomayapo que buscó el empate con llegadas de mucho riesgo sobre la portería de Uraezaña, que fue clave para mantener la victoria celeste.

Aún en los peores momentos, Blooming también tuvo respuesta ofensiva. Junior Sánchez estrelló la pelota en el travesaño a los 70’. Fue una de tantas, aunque las más claras fueron los penales que marraron Samuel Garzón (97’) y Richard Spenhay (99’) cuando se jugaban minutos de descuentos.