Bolivia renovará su base estadística y el BID apoyará con un crédito de $us 100 millones

Tiene un plazo de amortización de 20 años y 10 años de gracia. Su alcance llega al Censo de Población y Vivienda de fin de año, el agropecuario y el de establecimientos económicos.

El INE prepara el Censo 2022.
El INE prepara el Censo 2022.

Fuente: El Deber

Bolivia renovará su base estadística para aumentar el uso de las estadísticas oficiales en la toma de decisiones públicas y privadas, para lo cual accederá a un crédito de $us 100 millones del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

El programa, informó el BID a través de un boletín, financiará acciones para mejorar la calidad de la información estadística oficial en términos de relevancia, oportunidad, confiabilidad y accesibilidad, y el fortalecimiento institucional y técnico del Instituto Nacional de Estadística (INE).



En ese sentido, el programa apoyará técnica y financieramente una nueva ronda censal que incluye el Censo de Población y Vivienda, el Censo Agropecuario y el Censo de Establecimientos Económicos, siguiendo estándares y buenas prácticas internacionales.

Para ello impulsará la innovación con el uso de tecnologías de punta como imágenes satelitales, cartografía digital, instrumentos digitales para la captura de la información, e instrumentos tecnológicos modernos y seguros para su procesamiento y difusión.

Asimismo, respaldará la consolidación de un sistema integrado de encuestas de hogares que incluirá instrumentos con perspectiva de género, como la Encuesta Integral sobre la Situación de las Mujeres y la Encuesta de Uso del Tiempo. Apoyará también otros operativos como la Encuesta de Presupuestos Familiares y la Encuesta de Victimización y Seguridad Ciudadana, entre otros.

El programa apoyará el fortalecimiento técnico e institucional del INE, de modo que la información que genera a través de censos, encuestas y registros administrativos tenga calidad e incluya innovaciones en todas las fases del proceso de producción de estadísticas oficiales, especialmente la recolección de datos y la interacción con el informante.

En ese contexto, financiará capacitación, asistencia técnica, sistemas, equipamiento, procesamiento y difusión de datos estadísticos, entre otras actividades.

Serán beneficiarios del programa el gobierno central y sus unidades descentralizadas, al contar con información de calidad, confiable, oportuna y relevante para la elaboración de políticas públicas, planes y proyectos socioeconómicos, y medir el progreso obtenido con sus acciones y medidas.

En particular, el Instituto Nacional de Estadística se beneficiará al contar con una base de datos actualizada de toda la población, condiciones de vida y vivienda, y de su sector empresarial y agropecuario. También contará con herramientas modernas para la captura, procesamiento y difusión, incluyendo personal capacitado.

Por otro lado, se beneficiará la sociedad civil en su conjunto, al contar con información censal actualizada y desagregada que les permitirá formular planes, proyecciones de inversión, de oferta de bienes y servicios, y tener información para realizar estudios e investigaciones científicas y académicas.

Esta operación se encuentra alineada con la Visión 2025, creada por el BID como hoja de ruta para lograr la recuperación y el crecimiento inclusivo de América Latina y el Caribe, en las áreas de economía digital, género e inclusión y cambio climático.

El crédito del BID de 100 millones de dólares tiene un plazo de amortización de 20 años, un período de gracia de 10 años, una tasa de interés basada en SOFR, y una contrapartida de 40 millones de dólares para el Censo de Población y Vivienda de parte del Fonplata – Banco de Desarrollo.

Fuente: El Deber