Buque insignia ruso resulta gravemente dañado en explosión en el Mar Negro

Ucrania se atribuye la explosión, en un ataque con misiles, del navío de guerra ruso ‘Moskva’, mientras que el Kremlin reconoce serios daños pero asegura que se deben a una detonación de municiones que se encontraban dentro del barco. Ucrania reinicia evacuaciones en el Donbás, donde espera una ofensiva inminente de Rusia.

Rusia sufrió este jueves una de las pérdidas materiales más importantes desde el inicio de la invasión de Ucrania, cuando el buque «Moskva», insignia de la flota de Moscú en el Mar Negro, se vio «seriamente dañado» por una explosión que Moscú atribuye a una detonación de municiones a bordo y Kiev a un ataque con misiles.

En un momento en que las tropas rusas intentan tomar el puerto estratégico de Mariúpol, en el mar de Azov, para extender su ofensiva en sur y en el este de Ucrania, el buque «Moskva» sufrió daños importantes, según el ministerio de Defensa de Rusia, citado por las agencias estatales Ria Novosti y Tass.



«Debido a un incendio hubo municiones que explotaron a bordo» y la tripulación fue evacuada, según estas fuentes, que explicaron que hay una investigación en marcha.

Las autoridades ucranianas afirmaron sin embargo, que el «Moskva» fue alcanzado por misiles.

«Misiles Neptune que protegen el Mar Negro provocaron importantes daños en este buque ruso», según el gobernador de Odesa, Maxim Marchenko.

Un asesor del presidente ucraniano, Oleksiy Arestovich, confirmó en YouTube que «el buque insignia de la flota rusa en el Mar Negro tuvo una sorpresa».

Ahora «arde con fuerza. Ahora mismo. Y con este mar tormentoso no se sabe cuándo podrán recibir ayuda», aseguró en una transmisión en la que afirmó que había 510 tripulantes a bordo en el momento del ataque.

«Moskva» comenzó sus operaciones en la era soviética en 1983 y participó en la intervención rusa en Siria a partir de 2015.

El buque ganó notoriedad al principio de la guerra cuando participó en un ataque contra la isla de las Serpientes, en la frontera rumana, en la que 19 marineros ucranianos fueron capturados e intercambiados por prisioneros rusos.

Imagen de satélite proporcionada por Maxar Technologies que muestra el crucero "Moskva" en el puerto de Sebastopol en Crimea el 7 de abril de 2022.
Imagen de satélite proporcionada por Maxar Technologies que muestra el crucero «Moskva» en el puerto de Sebastopol en Crimea el 7 de abril de 2022. AP

Ucrania reinicia las evacuaciones

En el Donbás, en el este de Ucrania, las autoridades afirmaron que van a reiniciar las evacuaciones de civiles, tras haberlas suspendido debido a que Kiev estimó que eran demasiado «peligrosas».

«Los corredores humanitarios en la región de Lugansk van a funcionar a condición de que cesen los bombardeos de las fuerzas de ocupación», indicó Vereshchuk.

Las autoridades ucranianas han instado a la población de la zona a evacuar hacia el oeste ante el temor de una ofensiva a gran escala de Rusia, que aspira a controlar esta región, donde están las autoproclamadas ‘repúblicas’ separatistas prorrusas de Donetsk y Lugansk, escenario de enfrentamientos con las tropas de Kiev desde 2014.

«No hay electricidad ni agua», dice María, desde Severodonetsk, la ciudad más al este aún bajo control del ejército ucraniano.

«Pero prefiero quedarme aquí, en mi casa. Si nos vamos, ¿adónde iremos? Los que se van reciben atención dos o tres días pero después, nada», afirma esta mujer que ha decidido quedarse en esta ciudad desierta, junto a su esposo, su hijo de seis años y su suegra.

Un hombre abraza a su mujer mientras sube a un tren en la estación de Sloviansk, en la región de Donbass, el 12 de abril de 2022.
Un hombre abraza a su mujer mientras sube a un tren en la estación de Sloviansk, en la región de Donbass, el 12 de abril de 2022. AFP – RONALDO SCHEMIDT

En Washington, el presidente estadounidense, Joe Biden, prometió el miércoles una nueva entrega de ayuda militar por 800 millones de dólares.

Hasta ahora Estados Unidos dudaba si entregar equipamiento pesado a Ucrania por los temores a agravar más las tensiones con Moscú y de ser considerado como una parte en el conflicto.

Biden prometió «proveer a Ucrania con capacidades para defenderse» en una llamada de una hora con su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski.

Este paquete incluye artillería de última generación como los cañones M777 Howitzer, 40.000 obuses, 300 drones «kamkaze» 500 misiles antitanque Javelin, radares antiartillería y antiaéreos, 200 vehículos blindados de transporte y 100 blindados ligeros, según la Casa Blanca.

Amenaza sobre Kiev

Esta renovación del equipamiento con que cuenta Kiev coincide con la amenaza lanzada por Moscú de atacar Kiev, después de que el portavoz del Ministerio ruso de Defensa, Igor Konashenkov, denunciara «intentos de sabotaje y bombardeos de las fuerzas ucranianas contra posiciones en el territorio de la Federación de Rusia».

«Si estos hechos continúan, el ejército ruso atacará centros de toma de decisiones, también en Kiev», añadió el vocero.

Las fuerzas rusas se retiraron a mediados de marzo de los alrededores de Kiev después de intentar en vano durante un mes cercar la capital ucraniana.

Por otra parte, en el sur, las autoridades locales anunciaron que la zona del puerto comercial de Mariúpol fue tomada por los rusos.

La conquista de Mariúpol sería una victoria importante para los rusos, ya que les permitiría consolidar su posición en el mar de Azov, uniendo las zonas del Donbás controladas por los separatistas prorrusos en el este, con la península de Crimea, que Moscú se anexó en 2014.

Varios expertos consideran que la caída de la ciudad es inevitable, pero los militares ucranianos no se han rendido y ahora los combates se concentran en la zona industrial de la ciudad.

Un laberinto

La resistencia del ejército ucraniano se concentra ahora en el vasto complejo metalúrgico de Azovstal.

La presencia de los militares ucranianos en este laberinto de túneles bajo tierra auspicia que la fuerzas de Kiev van a ofrecer una resistencia tenaz antes de ceder la ciudad, que afirman que ya está destruida al 90%.

Los periodistas de la AFP que pudieron entrar en la ciudad junto a las fuerzas rusas vieron las ruinas carbonizadas de Mariúpol.

Un soldado ruso carga lanzacohetes en un tanque en Mariupol, el 12 de abril de 2022.
Un soldado ruso carga lanzacohetes en un tanque en Mariupol, el 12 de abril de 2022. REUTERS – ALEXANDER ERMOCHENKO

Desde principios de semana hubo rumores, hasta ahora sin confirmar, del uso de armas químicas por parte de los soldados rusos en esta ciudad, rechazados por parte de Moscú.

Los analistas creen que el presidente ruso Vladimir Putin, enfrentado a la feroz resistencia ucraniana, quiere asegurarse una victoria en el este antes del desfile militar del 9 de mayo en la Plaza Roja, que conmemora la victoria soviética contra los nazis de 1945.

El miércoles el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), el británico Karim Khan, dijo que Ucrania es una «escena de crimen».

«Estamos aquí porque tenemos buenas razones para creer que se están cometiendo delitos de la competencia de la Corte», declaró Khan.

El magistrado visitó la localidad de Bucha, que se ha convertido en un símbolo de las atrocidades del conflicto donde se encontraron decenas de cadáveres a finales de marzo Ucrania atribuye la matanza de más de 400 civiles a los soldados que ocuparon la localidad, una versión desmentida por el Kremlin.

Radio Francia Internacional