CAO: El sector agropecuario está imposibilitado de cubrir un incremento salarial

Por Walter Vásquez

Las empresas agropecuarias están imposibilitadas de cubrir un inminente alza salarial, afirmó el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Óscar Mario Justiniano, cuyo sector pide que el incremento se negocie entre los trabajadores y empleadores, y que el Gobierno solo intervenga para convocar a las partes al diálogo.

Si se aprueba el aumento salarial, las unidades productivas agropecuarias no podrán asumir “esta sobrecarga” laboral, aseveró Justiniano en conferencia de prensa.

Además de la falta de políticas públicas para su desarrollo, el sector enfrenta al momento los efectos del cambio climático, el contrabando, bloqueos, escasez de insumos básicos nacionales, la elevación de los precios de insumos internacionales y restricciones a la biotecnología y a las exportaciones, detalló.

Ayer domingo, el viceministro de Política Tributaria, Jhonny Morales confirmó que el incremento salarial está garantizado para este año y que lo que se definirá en los próximos días será el porcentaje.

Justiniano observó que este tipo de decisiones se tomen si la participación del sector privado, que en el caso de la CAO está conformado en un 75% por pequeños productores.

Las negociaciones deben realizarse entre los representantes genuinos de los trabajadores y aquellos generadores de empleos, que son los emprendedores y empresarios. Éstas deben realizarse por sector. El rol del Gobierno debe necesariamente limitarse a propiciar el diálogo y no a definir”, remarcó.

Esta definición, continuó, se debe basar en dos criterios: la pérdida de poder adquisitivo y el crecimiento en la productividad.

“El primer componente se cumple y el segundo solo en muy pocos casos. Somos últimos en productividad en gran parte de todos los granos, debido a la falta de políticas de Estado, no a la falta de capacidad del sector privado”, sostuvo el empresario.

Este lunes, a las 15:00, autoridades de Gobierno se reunirán con una delegación de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB) para abordar, principalmente, la cuestión del incremento salarial de este año. La Central Obrera Boliviana propuso un aumento de 7% al haber básico y un 10% al mínimo nacional. La decisión final se anunciará el primero de mayo.