Casi 3 mil niños quedaron huérfanos tras el asesinato de sus madres, según el ministro Lima

Activista cuestiona la falta de un registro oficial.

tapae
Imagen referencial. Foto: ANF

Fuente: ANF

Alrededor de 3 mil niños quedaron desamparados tras el asesinato de sus progenitoras en territorio nacional. Los datos fueron revelados por el ministro de Justicia, Iván Lima, quien aseguró que las cifras corresponden desde 2013 a la actualidad.



La autoridad admitió que no son “datos precisos” debido a que el relevamiento se realizó con base a las sentencias por feminicidios.

“Se tiene un registro en función a las víctimas, a madres que han perdido la vida. La cifra que tenemos en este momento es desde el 2013 que es la aplicación de la Ley 348  (Integral para garantizar a las mujeres una vida libre de violencia) al 2022,  supera los 2.700 a 2.800 niños que habrían quedado en la orfandad, pero no es una cifra precisa. Lamentablemente hay feminicidios desde que se da una sentencia ejecutoriada, cuando sabemos que las sentencias han sido muy pocas en el país, esta forma de cálculo de las cifras que tenemos tiene que modificarse, no podemos estar esperando sentencias para darle derechos, protección a los huérfanos de los feminicidios”, agregó la autoridad.

El ministro manifestó que desde la Dirección de Género se realizan diferentes acciones para dar “protección” a las víctimas del feminicidio. Aunque, señaló que también se trabaja junto a diferentes alcaldías para conocer cuántos y dónde están los huérfanos de este delito.

La activista del Observatorio para la Exigibilidad de los Derechos de las Mujeres Eulogia Tapia, lamentó que desde el Gobierno no se priorice levantar un registro oficial de las víctimas para promover políticas públicas de protección.

Tapia en contacto con la ANF dijo que según un registro del Observatorio hay más de 600 niños y adolescentes huérfanos del delito de feminicidio. Aclaró que los datos son desde 2016 hasta enero de 2022. Consideró que para conocer la cifra real de las víctimas se debe realizar un censo de esta población.

“Es urgente un censo de niños huérfanos por esta causa, para determinar su situación actual y ver formas de atención. En el registro tengo más de 600 huérfanos, pero esos datos son solo de los casos públicos, hay un subregistro y deben ser más”, indicó.

Remarcó que esta población debe recibir un apoyo integral porque la mayoría son testigos presenciales del asesinato de su progenitora, por eso quedan con el trauma y en situaciones de extrema vulnerabilidad. Cuestionó que los huérfanos no reciben terapia para superar el trauma de ver morir a sus madres.

“La Ley N° 548. Código Niña, Niño y Adolescente dice que los menores deben recibir apoyo, pero no se cumple, no hay seguimiento. Están abandonados a su suerte, en el olvido porque los familiares están absorbidos buscando justicia”, criticó.

Bolivia reportó 23 feminicidios y 423 casos de trata de personas hasta el pasado 4 de abril, según la Fiscalía General. Los dos últimos feminicidios esclarecidos por la Policía fueron de Valeria y Wilma.