COB ratifica que la definición del alza salarial se realizará solo con el Gobierno

El presidente de la Cámara Nacional de Industrias, Pablo Camacho, invitó a la dirigencia cobista a encontrar junto con el Gobierno soluciones a los efectos de la crisis económica mundial.

Subcomisión salarial. Foto: MEFP
Subcomisión salarial. Foto: MEFP

Fuente: El Deber

Por Walter Vásquez

A horas del encuentro entre la administración de Luis Arce el  empresariado y a pocos días de que se anuncie la decisión sobre el incremento salarial, la Central Obrera Boliviana (COB) ratificó su posición de que el alza salarial será definida solo con el Gobierno y de que lo que los trabajadores buscan únicamente “la reposición” del poder adquisitivo del sueldo que perciben.



“En el Comité Ejecutivo tenemos un principio: que los empresarios tienen todo el derecho y la libertad de juntarse con el Gobierno. Nosotros no nos oponemos a eso, nosotros tenemos nuestra demanda y con el Gobierno vamos a definir todo nuestro pliego petitorio”, afirmó Nicanor Baltazar, secretario de Organización del ente matriz de los trabajadores.

“El tema del ‘tripartismo’ está totalmente desahuciado, porque en la época de los gobiernos neoliberales ellos (los empresarios) nunca buscaron el tripartismo, más al contrario, querían flexibilizar la Ley General del Trabajo. Ahora que hubo un cambio político hablan de tripartismo, pero nosotros solo vamos a dialogar con el Gobierno, que es el que maneja la administración del Estado”, sostuvo.

La reunión del lunes entre el empresariado y el Ejecutivo será la primera tras un año y medio de gestión gubernamental y se realizará en medio de negociaciones que la administración central sostiene con la COB para dar atención al pliego petitorio de los trabajadores, en el que está la demanda de incremento del 7% al haber básico y de 10% al mínimo nacional.

La subcomisión que trata este tema comenzó a reunirse el miércoles pasado y está conformada por el viceministro de Presupuesto y Contabilidad Fiscal, Zenón Maman y la directora General de Programación y Gestión Presupuestaria, Verónica Casablanca, por parte del Gobierno; y por el secretario de Vivienda y Secretario de Finanzas, Milton Zelada, y el secretario de Cultura, Gustavo Arce, por el lado de la Central Obrera.

Hasta el momento “solo nos han dado el informe del balance económico del Estado. La semana que viene vamos a tener una reunión definitiva para tener resultados para el primero de mayo”, indicó Baltazar.

Información de la Cámara de Industria, Comercio, Servicios y Turismo de Santa Cruz (Cainco) da cuenta que 20 de los 35 sectores productivos del país (60%) no se han recuperado de la crisis generada por la pandemia del Covid-19 y por ello, no están en condiciones de asumir un incremento salarial para esta gestión.

El aprobar la propuesta salarial de la COB, tal como está, solo reducirá la cantidad de fuentes de trabajo y aumentará el número de personas desempleadas que tratan de subsistir apelando a la venta de productos de contrabando, entre otros, indicó el presidente de la Federación de Empresarios Privados de Santa Cruz (Fepsc), Jean Pierre Antelo.

«Todas las empresas, grandes, medianas y pequeñas, estamos muy preocupados por un posible incremento salarial«, afirmó el presidente de la Cámara Nacional de Industrias (CNI), Pablo Camacho, quien abogó por un diálogo que siente en la misma mesa a Gobierno, trabajadores y empresarios.

El empresario consideró que el planteamiento salarial de la COB es inviable debido a que el mundo y Bolivia aún sufren los impactos de la crisis económica causada por la pandemia y los efectos negativos provocados por el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, «que asfixia aún más la economía global, ralentiza el comercio, causa escasez e incrementa costos y tiempos» de transporte.

«Este es un momento histórico en el que Gobierno trabajadores y empresarios podemos encarar juntos esta crisis económica mundial», subrayó Camacho, quien pidió a la dirigencia cobista preservar el empleo y aceptar el reto de generar mayores fuentes de empleo formal.

Nosotros no estamos pidiendo un aumento salarial, sino una reposición del poder adquisitivo que se ha perdido en los dos años anteriores. El año pasado hemos entendido que no haya reposición salarial porque el gobierno de facto y la pandemia han destruido la economía, pero este año los trabajadores han pedido una reposición”, aseveró Baltazar.

En 2020 no hubo un incremento salarial por la pandemia y en 2021 se aumentó un 2% solo al mínimo nacional, quedando en Bs 2.164.

Fuente: El Deber