Coimbra en juicio: No se podía seguir sin presidente, Áñez asumió la responsabilidad que le daba la Constitución

El exministro de Justicia aseguró que pese a formar parte del partido minoritario, a la exlegisladora le correspondía asumir la presidencia del Senado.

Fuente: paginasiete.bo



 

El exministro de Justicia Álvaro Coímbra declaró este jueves en calidad de testigo dentro del denominado caso “golpe de Estado II”, en el que se juzga a Jeanine Añez y otros procesados. La exautoridad sostuvo que es necesario analizar el contexto en el que la exmandataria asumió el Ejecutivo y recalcó que ella asumió la responsabilidad «que le daba la Constitución».

«Luego de las renuncia de estas autoridades, Bolivia cae en un estado de necesidad constitucional. (…) Es el comunicado del Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) el que da las líneas sobre cómo tiene que darse la sucesión constitucional. El comunicado establece la declaración 0003/01, respecto a la sucesión ipso facto que tiene que realizarse bajo el principio de continuidad, en materia administrativa, porque el Estado no podía continuar sin tener un presidente, sin tener un capital general de las Fuerzas Armadas», indicó el exministro en declaración virtual.

«Lo que hizo en su momento la expresidenta Jeanine Añez, o exsenadora en ese momento, fue asumir la responsabilidad que le daba la Constitución Política del Estado. (…) Más allá de eso, los reglamentos de la Cámara de Senadores establecen con sabiduría que obviamente la cadena de sucesión debe ser de manera inmediata, ipso facto. Imagínese que si el 2019, con la crisis social y política que teníamos, íbamos a intentar hacer formalismos —que no están establecidos, pero supongamos que íbamos a intentar hacer formalismos— este país tal vez ya no sería Bolivia, sería cualquier otra cosa, porque la crisis que estábamos viviendo amenazaba la seguridad del Estado».

También puede leer: Del Castillo dice que se evidenciaron contradicciones en las declaraciones del caso narcoaudios

Coímbra sostuvo que pese a que Añez formaba parte del partido minoritario, le correspondía asumir la presidencia del Senado, y que si no lo hubiera hecho «no sabemos lo que hubiera ocurrido». Aseguró que dicha ascensión es respaldada con el reglamento de la Cámara de Senadores, la Constitución Política del Estado, la declaración constitucional 0003/01 y el comunicado del TCP —que fue excluído como prueba por el tribunal por considerarlo «impertinente», según señaló la acusación—.

«Así como ha ocurrido en la crisis de 2019, en cualquier momento —lo establece la CPE, por muerte, por renuncia, por quedar inhábil— una autoridad tiene que ser sucedida inmediatamente. Es por eso que en la Cámara de Senadores y en la Cámara de Diputados se elige una segunda vicepresidencia, porque en el momento en el que una autoridad no puede ejercer el mandato que tiene constitucional, bajo las leyes y bajo los reglamentos, otra autoridad tiene que asumirla», subrayó.

«No es una cuestión de que ella tenía que asumirlo para recomponer la directiva, eso no es verdad. La cadena de sucesión lo que hace es que se cope ese vacío de poder para que haya continuidad administrativa, para que se cumplan los fines del Estado. (…) Si la señora Jeanine Añez, expresidente de este país, no hubiera asumido su responsabilidad, no sabemos lo que hubiera ocurrido».

También puede leer: Bolsonaro defiende a Añez y acusa a Morales de fustigar desde el exterior tras su renuncia

Añez es procesada en este caso por los delitos de incumplimiento de deberes y resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes. El lunes iniciaron las declaraciones de los testigos, entre quienes también se encuentran Adriana Salvatierra, Eva Copa y Víctor Borda.

Coímbra, por su parte, se encuentra actualmente cumpliendo prisión preventiva en el penal de San Pedro como parte de una investigación por la Comisión de Justicia y Paz en 2020, cuyo objetivo era prestar asistencia a personas que presuntamente sufrieron persecución durante los 14 años del gobierno de Evo Morales. Dicho acto ahora es considerado como una injerencia en la justicia, por lo que se activó una acusación en su contra por el delito de resoluciones contrarias a la Constitución y las leyes.