Creemos dice que Morales está acorralado por sus «narco-llamadas»

AFIRMAN QUE EVO “ES VERDUGO” DEL MAS

Diputado de Creemos Erwin Bazán. Foto/captura

Fuente: erbol.com.bo

“Evo Morales está acorralado por sus vinculaciones con el narcotráfico; sus supuestas denuncias acusando a la administración del presidente Arce de protección al narcotráfico terminan complicándolo”, afirmó este sábado el diputado de Creemos Erwin Bazán.



En un video difundido en sus redes sociales, manifestó que esas “narco-llamadas” hacen evidente las vinculaciones de Morales, tomando en cuenta que los anteriores jefes antidroga acabaron convirtiéndose en verdaderos capos del narcotráfico donde la última pieza fue el exdirector Maximiliano Dávila.

“Estoy seguro que estamos cada vez más cerca de conocer la verdad sobre cómo Evo y el cartel de los azules terminaron entregando el futuro de la patria al narcotráfico”, manifestó el diputado cruceño.

Considera que los bolivianos deben encarar el mayor desafío de generar una política de lucha contra las drogas, aunque plantea que antes se debe limpiar la casa conociendo el gigante plan que vincula al narcotráfico con la Policía Boliviana y con altos mandos del poder político.

Reiteró su pedido al presidente Luis Arce para que invite a los organismos internacionales a conformar una comisión destinada a garantizar una investigación efectiva, amplia y suficiente para develar la verdad la penetración del narcotráfico en nuestro país.

Foto: Analista político y abogado constitucionalista de Santa Cruz: Luis Alberto Ruiz

El analista político cruceño Luis Alberto Ruiz comentó que la ambición de poder político de Evo Morales le hizo cometer el peor de sus errores en política:  ser el verdugo de su propio partido y de sus compañeros de partido.

Manifestó que lo increíble es que Morales trate de hacer ver que su propio gobierno es un “narco-gobierno”, dándole la razón a los opositores en la teoría que la administración del MAS convirtió a Bolivia en un “narco estado”.

Observa que esta polémica ubica al expresidente muy alejado de la realidad y al presidente Arce muy alejado del quién creyó ser su dueño, es decir, distanciado de Morales, quien “ha desatado el peor de los demonios” en su gobierno y dentro el cuerpo del hampa del narcotráfico.