De un total de 66 postulantes habilitados a la Defensoría del Pueblo, 48 son varones y 18 son mujeres. La mayoría son de La Paz y sobre todo figuran abogados penalistas más que “expertos en Derechos Humanos”. La lista oficial de habilitados fue publicada este domingo en las páginas web y redes sociales de la Vicepresidencia del Estado y de las cámaras de Senadores y de Diputados.

La Comisión Mixta de Constitución de la Asamblea Legislativa, tras resolver 133 impugnaciones, habilitó a 66 postulantes mediante una resolución en la cual figuran los nombres y apellidos de los candidatos habilitados e inhabilitados. Tras esta fase, mañana se inicia la evaluación de méritos.

“Son 48 varones y 18 mujeres. Los detalles se publicarán este domingo”, indicó de forma escueta a La Razón el presidente de la Comisión Mixta de Constitución de la Asamblea, Rubén Gutiérrez.

DATOS.

De acuerdo con los porcentajes citados por el legislador, el 73% —más de dos tercios de los habilitados— son hombres y el 27% restante son mujeres.

Estas cifras llamativamente coinciden con la lista de 198 personas que se registraron, hasta el 1 de abril pasado, como postulantes al cargo de Defensor o Defensora del Pueblo, de los cuales 60 eran mujeres (30%) y 138 hombres (70%).

Es decir, las 18 mujeres (27%) y los 48 varones (73%) habilitados para la evaluación de méritos y entrevistas casi coinciden con la proporcionalidad registrada en la primera lista de postulantes.

Respecto a las regiones de origen y profesiones de los 66 habilitados por la Comisión Mixta de la Asamblea Legislativa, el senador de Comunidad Ciudadana (CC) Luis Guillermo Seoane dijo a este medio que “hay más (postulantes) de La Paz que de otros lados. Hay también de Sucre”.

El jefe de la bancada de esta alianza política, agregó que la mayoría son abogados, “sobre todo penalistas, más que expertos en Derechos Humanos”.

MÉRITOS

Luego de la publicación de la lista de las 66 personas habilitadas, de acuerdo al Reglamento para la selección y designación de la Defensora o el Defensor del Pueblo, la Comisión Mixta de Constitución, Legislación y Sistema Electoral tendrá un plazo máximo de cinco días calendario para la evaluación de méritos. Este proceso se inicia mañana.

Entre los citados criterios, destaca la experiencia profesional en la promoción y defensa de los derechos humanos de al menos cinco años, así como publicaciones e investigaciones en el área.

Además, se evaluarán la participación del postulante en acciones contra la discriminación, fundada en razón de sexo, color, edad, orientación sexual, identidad de género, origen, cultura, nacionalidad, ciudadanía, idioma, credo religioso, ideología, filiación política o filosófica, estado civil, condición económica o social, tipo de ocupación, grado de instrucción, discapacidad, embarazo, u otras que tengan por objetivo o resultado anular o menoscabar el reconocimiento, goce o ejercicio, en condiciones de igualdad, de los derechos de toda persona.
Así como acciones de defensa en favor de sectores vulnerables de la sociedad boliviana.

La Comisión Mixta de Constitución recibió 198 postulaciones, de las cuales, en la primera fase, se inhabilitaron un total de 126. De los 72 habilitados hasta el jueves, siete fueron revocados y de los 126 invalidados se revocó una inhabilitación, quedando 66 postulantes en carrera.
Durante la fase de impugnaciones se inhabilitó, entre otros, a la Defensora del Pueblo interina, Nadia Cruz, quien lamentó la decisión de la Comisión y calificó la medida como “acuerdo político”.

La elección del Defensor del Pueblo será un hito

Según evaluación del senador de Comunidad Ciudadana (CC) Luis Seoane, el proceso de selección del Defensor del Pueblo marcará un hito en la democracia del país y permitirá futuras designaciones como el del Contralor General del Estado y la reforma de la justicia.

Si se cumplen los consensos entre oposición y oficialismo en la Asamblea Legislativa, “si eso se da así, este proceso logrará un gran hito en la democracia boliviana que puede ser utilizada en el momento que se pueda definir otro tipo de problemas en el país, como el nombramiento del Contralor General del Estado o meternos a lo que el país está desesperadamente reclamando, la reforma de la justicia y el cambio de los fiscales”, dijo.

FRUTOS.

Seoane agregó que los legisladores están asumiendo un gran desafío que no puede truncarse. “Nos estamos jugando, los partidos y la Asamblea Legislativa, el poder darle al país una experiencia democrática en la definición del Defensor del Pueblo”.

En ese marco, el legislador insistió que tanto oposición como oficialismo deben mostrar a la población su vocación de servicio democrático en este proceso de selección.

“Yo creo que esta voluntad política, que se ha dado a través de una concertación con el vicepresidente (David Choquehuanca), las brigadas de diputados y senadores del MAS, Comunidad Ciudadana y Creemos, tiene que rendir sus frutos”, finalizó Seoane.