Diputada denuncia entrega de puente inconcluso a la Gobernación de Potosí

Fuente: El Deber

“Puente vehicular y accesos río Saraga-Surumi”, es el nombre del proyecto que supuestamente se ejecutó en el departamento de Potosí y que hoy es puesto en la mira. El proyecto fue adjudicado a la empresa Constructora Proingeco C&G Srl en 2016 y fue “entregado” en diciembre de 2019. El problema es que el puente nunca fue concluido, según denunció la diputada Lissa Claros (Comunidad Ciudadana).

“El proyecto pertenece a la gestión del exgobernador Juan Carlos Cejas; pero la irregularidad radica en que las personas que recibieron ese puente siguen como funcionarios de la Gobernación y nunca se hizo nada en la región”, dijo la legisladora.

Las fotografías y el video que presentó la diputada potosina fueron tomadas el pasado fin de semana, donde se puede observar el puente inconcluso. Actualmente, existe una investigación en esa Gobernación por la compra de 41 ambulancias con sobreprecio.



Las personas a las que se refiere la diputada son: Agustina Fernández Morodias, Henrry Jaime Liquitaya García y David Condori Mamani, quienes conformaban la comisión de recepción del proyecto. Las firmas de estos tres funcionarios aparecen en el documento final de recepción.

Revisado el portal de la Contraloría General del Estado (CGE), se pudo establecer que la primera presentó su última declaración jurada en octubre de 2021; mientras que David Condori  hizo lo propio en febrero de este año, lo que significa que aún es funcionario. En el caso de Jaime Liquitaya, su última declaración es de agosto de 2020.

La empresa constructora, Proingeco C&G Srl, supuestamente entregó la obra el 19 de diciembre de 2019 y hubo conformidad de las autoridades potosinas. Pero estos documentos oficiales también permiten observar que en esa fecha, Juan Carlos Cejas ya no era gobernador, pues renunció el 16 de noviembre de 2019 y Omar Véliz asumió ese cargo y fue en esa gestión que se entregó el puente inconcluso.

Los documentos de ese proyecto se encuentran en el Sistema de Contrataciones del Estado (Sicoes) y en el mismo se puede observar que el monto de la construcción del puente fue de Bs 2.196.001 con un plazo inicial de 270 días que luego fue ampliado a 841 días, es decir, dos años y tres meses después.

Pero el costo final también fue alterado y se pagó Bs 2.527.398 por la obra que está inconclusa. La diputada Claros denunció que hasta ahora no se conoce de alguna acción de la Gobernación contra las autoridades de entonces.