Dos estibadores enviados a la cárcel y uno libre tras ataque aduanero-militar

Los cargadores aseguran que solo querían ganarse Bs 120 y la Fiscalía los registró como simples vendedores de comida. Un capitán, jefe de grupo, declaró que disparó y vio caer herido al estibador, pero la Fiscalía no le imputó delito y quedó libre

Fuente: El Deber

La misma Fiscalía en su imputación fundamentada tras investigaciones, registra a los estibadores de ocupación vendedores de comida para ganarse la vida.



Se trata de José Alberto Vaca, Justo Osorio Rivera y José Miguel, Montoya Rojas, detenidos la madrugada del 20 de este mes en el séptimo anillo zona del Cambódromo, donde murió su compañero, Jorge Alberto Flores, luego de ser atacado a balazos por efectivos militares que realizaban una operación conjunta con funcionarios de la Aduana en tareas de lucha contra el contrabando.

La Fiscalía, dirigida por el fiscal Cándido Blanco, los imputó por delitos de contrabando agravado y favorecimiento y facilitación al Contrabando.

Después de una prolongada audiencia, en el Palacio de Justicia, la jueza anticorrupción Patricia Murillo, ordenó la detención en la cárcel de Palmasola por 60 días de José Alberto Vaca y Justo Osorio Rivera mientras que dejó en libertad con medidas sustitutivas a José Miguel Montoya Rojas.

La defensa de los aprehendidos integrada Franz Menacho aseguró que se trata de un fallo injusto.
“Los que tienen que estar presos son los delincuentes de la Unidad de Control, Operativo Estratégico, UCOE que buscaban extorsionar al dueño que tenía un camión con 50 mil cajas de cerveza, pero como no lo hallaron, atacaron a balazos a los pobres cargadores. Estas personas humildes solo querían ganarse Bs 120 por descargar, ellos no sabían nada”, dijo Menacho.

Tras la audiencia el abogado Menacho, aseguró que de lejos se nota la presión a la justicia para que los estibadores, que son registrados por la Fiscalía como vendedores de comida, sean enviados a la cárcel.

Pese a ello, la defensa considera que por no haber adjuntado en audiencia unas certificaciones de trabajo y domicilio se los envió a la cárcel, pero que se presentará una apelación y en otra audiencia se buscará su libertad por considerar que son inocentes.

Abrimos el portón y dispararon

Justo Osorio, con dificultad para caminar por una herida en la pierna, producto de una enfermedad y Alberto Vaca, coincidieron en afirmar que solo son estibadores y que ese día necesitaban ganar Bs 120 por descargar.

“Nosotros no sabíamos nada, ni de quién era el camión. Yo estaba con mi sobrino Jorge Alberto Flores y vimos militares que amenazaban con meternos preso. Los militares empezaron a disparar ni bien mi sobrino abrió el portón. Ellos lo mataron”, dijo Justo Osorio.

Disparamos y uno cayó herido

La Fiscalía registra que los militares en sus declaraciones admitieron que dispararon sus armas de fuego contra los estibadores. Sin embargo, los militares Oscar Eduardo Crespo y Gonzalo Solares Santos con el grado de suboficiales, fueron enviados a la cárcel por 100 días. Mientras tanto quedó con libertad irrestricta el capitán jefe de grupo Celso Antonio Cerrudo Salazar.

El capitán Cerrudo, como encargado de grupo de la Unidad de Control, Operativo Estratégico UCOE, declara: “estábamos en la puerta de un garaje que teníamos que allanar. Salieron unas 20 personas y comenzaron a botar piedras para que el camión salga sorpresivamente para atropellarnos por lo que di un disparo al aire. Disparamos en defensa propia y vimos que cayó una persona herida por lo que intentamos socorrerla”, dijo el jefe militar.

Pese a ello, la Fiscalía solo presentó ante el juez al capitán Cerrudo pero no le imputó ningún delito por lo que la jueza cautelar Marianela Salazar, fue obligada a dejarlo en libertad. Solo los militares de bajo rango Oscar Eduardo Crespo y Gonzalo Solares Santos, fueron imputados por la Fiscalía por delito de homicidio y se ordenó su detención en la cárcel por 100 días.

La Fuerza Especial de Lucha Contra el crimen en un informe asegura que del lugar del suceso entre séptimo anillo del Cambódromo fugaron dos funcionarios de la Aduana identificados como Javier R.Y. y Edwin R.F.

Estas personas están siendo investigadas, pero faltan otros que deben ser detenidos según las investigaciones.

Fuente: El Deber