EEUU acusó de conspiración a un legislador ruso del partido de Putin y a dos asesores

Los tres hombres siguen prófugos y enfrentan cargos por conspirar para que un ciudadano estadounidense actúe como agente ilegal del gobierno ruso en el país

Fuente: Infobae

Un legislador ruso y dos asesores impulsaron una campaña de propaganda encubierta destinada a ganar el apoyo del gobierno de Estados Unidos para la agenda de política exterior de Rusia, incluidas medidas contra Ucrania, según una acusación del Departamento de Justicia revelada el jueves.

El esfuerzo fue parte de lo que los funcionarios estadounidenses describen como un objetivo más amplio del gobierno ruso para influir en la opinión pública a su favor, sembrar la discordia en las instituciones estadounidenses y abrir brechas entre los aliados estadounidenses y europeos.



En este caso, dicen los fiscales, los legisladores intentaron cooptar a funcionarios políticos estadounidenses y europeos, incluidos miembros del Congreso de EEUU, y también intentaron ingresar a EEUU con falsos pretextos para participar en reuniones.

El legislador, Aleksandr Babakov, de 59 años, es identificado en la acusación como un funcionario del gobierno ruso de alto rango del mismo partido político que el presidente ruso Vladimir Putin, quien actualmente se desempeña como vicepresidente de la Duma Estatal, la cámara baja de la legislatura rusa. Dos de los miembros de su personal, Aleksandr Nikolayevich Vorobev, de 52 años, y Mikhail Alekseyevich Plisyuk, de 58, también fueron acusados en el tribunal federal de Manhattan.

Los tres hombres nombrados tienen su sede en Rusia y siguen prófugos, dijeron las autoridades. Están acusados de conspirar para que un ciudadano estadounidense actúe como agente extranjero para Rusia y funcionarios rusos sin notificar al Departamento de Justicia; con conspirar para evadir las sanciones estadounidenses; y con conspiración de fraude de visas.

La acusación del Departamento de Justicia

La acusación de hoy demuestra que las acciones ilegítimas de Rusia contra Ucrania se extienden más allá del campo de batalla, ya que los influyentes políticos bajo el control de Rusia supuestamente conspiraron para dirigir el cambio geopolítico a favor de Rusia a través de medios subrepticios e ilegales en los EEUU y en otras partes del oeste”, dijo el fiscal federal de Manhattan, Damian Williams, en un comunicado. “Tal interferencia extranjera maligna será expuesta y buscaremos justicia contra sus perpetradores”.

El caso es parte de una operación concertada del Departamento de Justicia contra Rusia, con los fiscales en las últimas semanas revelando casos contra un oligarca acusado de violaciones de sanciones, un magnate acusado de contribuciones ilegales de campaña y, ahora, un esfuerzo subrepticio para influir en la opinión pública en los Estados Unidos a través de la difusión de la propaganda.

En medio de la guerra de Rusia contra Ucrania, el Departamento de Justicia también lanzó un grupo de trabajo para hacer cumplir las violaciones de las sanciones y las restricciones a la exportación impuestas a las figuras rusas.

La acusación describe un esfuerzo por llegar al interior de las cámaras de poder de Washington, con los acusados acusados imputados de contactar al menos a un miembro del Congreso hace cinco años para ofrecerle viajes gratis a una conferencia en Yalta que ellos y sus asociados habían estado trabajando para organizar y promover.

La conferencia tenía como objetivo apoyar a Sergey Aksyonov, el jefe de Crimea designado por el Kremlin que había sido sancionado por el gobierno de Estados Unidos por sus políticas que amenazan la soberanía de Ucrania. El congresista, cuyo nombre no se identifica en la acusación, rechazó la oferta, dijeron los fiscales.

Los demandados están acusados de tratar de “cooptar” a políticos estadounidenses y europeos y de reclutar a un ciudadano estadounidense y otras personas para ayudar a promover los intereses del Kremlin.

El esfuerzo incluyó solicitar una reunión con un miembro del Congreso para impulsar la agenda de Rusia en los Estados Unidos y presentar solicitudes de visa falsas para viajar a los EEUU con el falso pretexto de unas vacaciones cuando en realidad tenían la intención de celebrar reuniones con figuras políticas estadounidenses, dijo la acusación. Las solicitudes de visa finalmente fueron denegadas.

(Con información de AP)