El alcalde Arias y dos obreros resultan heridos en paralización de una obra clandestina

El alcalde Iván Arias y dos obreros municipales fueron heridos por presuntos loteadores al mediodía de este sábado en la intervención y paralización de una construcción clandestina en la zona 14 de Septiembre de la ciudad de La Paz, donde se estableció que el predio es municipal y los avasalladores levantaban una vivienda sin autorización edil.

Con documentos de propiedad en la mano, Arias y los vecinos aledaños paralizaron por segundo día consecutivo la construcción clandestina de una vivienda que no tiene permiso municipal y cuyos supuestos dueños del terreno municipal pretendían edificar en una parte del área de San Jorge Kantutani, donde se produjo un deslizamiento el 30 de abril de 2019.

Según la información compartida por un boletín de la Agencia Municipal de Noticias (AMUN), el alcalde Arias fue agredido verbalmente y fue herido en una de sus manos.



Además, otros dos trabajadores municipales también resultaron lesionados y fueron trasladados de inmediato al Hospital Cotahuma, donde reciben atención médica.

“Estamos en la zona 14 de Septiembre, hemos intervenido un área donde demostramos con certificado catastral y folio real que es propiedad municipal. Los vecinos de allá han mostrado un folio real que no tiene ubicación, que el terreno puede ser más allá, no identifican más el lugar”, informó el subalcalde de Cotahuma, Fausto Terrazas.

El burgomaestre llegó al lugar por segundo día consecutivo tras una primera intervención el viernes por la noche.

La autoridad arribó acompañado de autoridades municipales, el subalcalde Terrazas, funcionarios, guardias municipales y vecinos. En el lugar había fierros armados en una pendiente, listos para colocar cajones y mezcla de cemento, además de calaminas y otros materiales de construcción.

En contacto con los supuestos dueños del lugar, Arias les explicó que el terreno es municipal y que, además, les manifestó su preocupación ya que no tienen autorización para mover tierra y menos construcción. La Subalcaldía Cotahuma notificó de esta irregularidad con anterioridad.

“Usted que es abogado sabe que aquí hay una notificación y segundo no tiene permiso de construcción, deberían pedir permiso de construcción, pero no lo han hecho”, le dijo Arias al abogado de los supuestos dueños del terreno que ya habían empezado a construir su vivienda.

La primera autoridad de La Paz expresó su preocupación pues en esta zona, donde se produjo el deslizamiento, la Alcaldía paceña realiza obras de estabilización de suelo con una inversión de 30 millones de bolivianos que se puede ver afectada con movimientos ilegales de terreno en un suelo que es de riesgo y sobre el cual ya no se puede construir.

El subalcalde Terrazas enfatizó que ya se hizo una notificación, que se acordó que no iba a haber movimientos de tierra y que, tras verificar la documentación catastral, se corroboró que es propiedad municipal. La autoridad anunció que se entregará otra notificación el lunes.

“Primero, (estas personas) pretenden construir en propiedad municipal, segundo que no tienen ningún tipo de autorización y es por eso que se ha intervenido el día de hoy (sábado), en todo el macrodistrito hay muchos de estos casos”, dijo Terrazas, quien añadió que “lamentablemente es gente que conoce de estas situaciones, pero se burlan de la autoridad”, al no parar la construcción a pesar de que ya han sido notificados para no hacerlo.

Terrazas destacó que los vecinos de la zona coadyuvan en la identificación de estas construcciones clandestinas al alertar a las autoridades ediles sobre este tipo de ilícitos.

“Los vecinos son los que nos ayudan a identificar, posteriormente hacemos la revisión en la documentación que tenemos, como este caso que se ha verificado que es propiedad municipal y vamos a notificar a todos los vecinos del área para que finalmente respondan”, añadió el subalcalde Terrazas.