El Salvador libera a «Glenda» condenada por supuesto aborto

Cerca de 181 mujeres que experimentaron emergencias obstétricas «fueron procesadas por aborto u homicidio agravado en El Salvador», según ONG.

Foto simbólica de mujeres que protestan contra la penalización del aborto en una imagen de archivo. Foto de archivo.

Una mujer más fue liberada este jueves (07.04.2022) en El Salvador al obtener la conmutación de su pena, tras casi 10 años en prisión como parte de una condena de 30 años por el delito de homicidio agravado cometido al supuestamente abortar, informó una organización feminista.



La Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto explicó en un comunicado que la mujer -únicamente identificada como Glenda– «no sabía que estaba embarazada» y «tuvo una emergencia obstétrica» cuando tenía 19 años.

«Lo último que recuerda es ir a la letrina de su casa en una zona rural del oriente del país y sentir un dolor fuerte, después se desmayó y recuperó el conocimiento en el hospital al que fue trasladada en busca de asistencia médica», relata la nota. Según la información, fue en el hospital donde le informaron a Glenda de «su condición de embarazo» y «la acusaron de abortar», tras «la pérdida del feto».

«Hoy celebramos el regreso de Glenda a su familia y su comunidad con la esperanza que El Salvador pueda brindarle caminos de reparación a las injusticias que ha vivido», expresó Morena Herrera, presidenta de la Agrupación Ciudadana por la Despenalización del Aborto, de acuerdo con el comunicado.

La salvadoreña inicialmente fue condenada a 10 años de prisión por homicidio simple en octubre de 2013, pero la Fiscalía apeló ante la Cámara de la Segunda Sección de Oriente y solicitó modificación de la pena, pidiendo 50 años de prisión por homicidio agravado, afirmó la organización y añadió que dicha cámara resolvió modificar la calificación del delito y Glenda fue condenada a 30 años por homicidio agravado ese mismo año.

Según la Agrupación Ciudadana, desde 2009 a la fecha al menos 63 mujeres condenadas por emergencias de salud durante el embarazo han sido liberadas en El Salvador. Actualmente, cinco mujeres continúan en prisión -de siete- con condenas entre los 15 y los 30 años de cárcel tras sufrir, cada una, una emergencia obstétrica y ser procesadas por la Justicia del país centroamericano por el delito de homicidio, al supuestamente abortar.

En El Salvador, las mujeres que sufren complicaciones del embarazo que dan lugar a abortos espontáneos y mortinatos son habitualmente sospechosas de haberse practicado un aborto, prohibido en todas las circunstancias, y son procesadas bajo el cargo de homicidio agravado, cuya pena de cárcel es de 30 años.

En las últimas dos décadas, alrededor de 181 mujeres que experimentaron emergencias obstétricas «fueron procesadas por aborto u homicidio agravado en El Salvador», aseguró recientemente la Agrupación Ciudadana.

ama (efe, ap)

Fuente: dw.com