Elon Musk quiere comprar todo Twitter por 43 000 millones de dólares

No se conforma con el 10%, Elon Musk lo quiere todo, y ha hecho una oferta sabrosa para comprar el 100% de Twitter.

Así es, Elon Musk ha hecho una oferta para comprar Twitter en una presentación ante la SEC, donde se ofrece a pagar 54,20 dólares por acción en efectivo, con un total de 43.400 millones de dólares.



Eso es más de lo que valían las acciones antes de que él comprara el 10%.

En sus palabras:

Invertí en Twitter porque creo en su potencial para ser la plataforma para la libertad de expresión en todo el mundo, y creo que la libertad de expresión es un imperativo social para una democracia que funcione.

Elon Musk mandó un email a Bret Taylor, presidente de Twitter, con esta oferta, donde añade:

Sin embargo, desde que hice mi inversión ahora me doy cuenta de que la empresa no prosperará ni cumplirá con este imperativo social en su forma actual. Twitter necesita transformarse en una empresa privada.

Lo que ofrece es una cantidad con una prima del 54 % sobre el día anterior a que comenzó a invertir en Twitter, y una prima del 38 % sobre el día anterior al anuncio público de su inversión. Indica que es su mejor y última oferta, y en caso de que no se acepte, tendrá que reconsiderar su posición como accionista.

Las acciones de Twitter valen ahora 50,97 dólares por acción, un aumento del 11,97 % en comparación con el precio de cierre de ayer.

Twitter es la oveja negra del sector de las tecnológicas de Silicon Valley pero que, sin embargo, no deja de ser el centro de las conversaciones cuando hace algo importante. Hace pocos años se rumoreaba que comprarían Twitter por unas cifras que oscilaban entre los 27.000 y los 16.000 millones de dólares, ahora estamos viendo un número mucho mayor. Las rondas de financiación y su actividad en bolsa han reportado cuantiosos beneficios a Twitter, pero ha sido su faceta como portal de publicidad lo que ha mantenido con vida a la empresa, ahora puede ser el gran momento para cambiar de rumo y crecer más como empresa privada.

Está claro que Elon Musk quiere hacer las cosas a su manera, y con un 10% su voz no es lo suficientemente alta. Quiere ser el dueño de la libertad de expresión en Twitter.

Fuente: Link