Entierran a Marco Aramayo tras un homenaje póstumo a los pies de El Cristo

Fuente: El Deber

El ex director del Fondo Indígena, Marco Antonio Aramayo Caballero (54), fue enterrado a las 16:00 de este jueves en un cementerio del norte de la capital cruceña. Sus familiares y amigos lo despidieron entre llanto y pedidos de justicia, pues señalan que fue procesado y detenido injustamente.

Aramayo fue velado en el salón La Cruceña, ubicado en la calle Buenos Aires, a una cuadra de la avenida Cañoto, desde la noche del martes, cuando sus familiares lo trajeron vía aérea a Santa Cruz, desde la ciudad de La Paz.

Este mediodía llevaron los retos del exdirector del Fondo Indígena a los pies de El Cristo Redentor, donde le rindieron un homenaje póstumo y recordaron su lucha en busca de la “verdad y la justicia”. Luego fue trasladado al cementerio donde le dieron cristiana sepultura.



“Marco siempre fue leal y firme en sus palabras, por el ejemplo que le dieron sus padres. Él dijo que no se iba a rendir e iba a seguir luchando hasta que se demuestre su inocencia, pero lamentablemente perdió la vida en busca de la justicia”, lamentó Moraima Monje, esposa del fallecido.

La mujer dijo que toda su familia está dolorida por la pérdida de su pareja y reconoció que aún esperan que se “haga justicia por su muerte”. Además, señaló que no le guarda rencor a ninguna autoridad de Gobierno ni del órgano judicial, puesto que “cada quien debe cargar con su conciencia”.

¿Quién era Aramayo?

Marco Antonio Aramayo Caballero (54) falleció a las 05:40 de este martes, 19 de abril, en la sala de terapia intensiva del Hospital Cotahuma, de La Paz, tras sufrir un segundo paro cardiorrespiratorio.

Se trata del exdirector del Fondo Indígena, que fue posesionado por el entonces ministro de Economía y ahora presidente, Luis Arce, mediante la resolución suprema 10483 del 4 de septiembre de 2013.

“El compromiso que les doy es de trabajar en nuestra casa grande, que es el Fondo Indígena, y convertirlo en instrumento liberador de nuestros pueblos”, dijo tras jurar con el puño izquierdo en alto, instando unidad y anticipando “transparentar la gestión”.

Más tarde, en enero de 2016 denunció a la entonces exministra de Desarrollo Rural  Nemesia Achacollo. «En cada denuncia que hacía en contra del gobierno de Evo Morales y sus ministros me llovían las cautelares, las notificaciones y los traslados. Son innumerables las veces que fui castigado, aislado a Chonchocoro, El Abra, Palmasola, Mocovi, a Cobija a Villa Busch. Y así, no le daban tranquilidad a mi vida”, contó Marco en vida, quien constantemente era trasladado para asistir a audiencias en diferentes regiones del país, pese a su cuadro de hipertensión y diabetes.