Exdiputada Rivero niega vacío de poder el 2019 y dice que fue perseguida por avión caza K-8

La exlegisladora es testigo en el caso «golpe II», juicio en el que Añez es juzgada por haber asumido la presidencia del Estado

Rivero
Susana Rivero. Foto: Internet

 

Fuente: ANF



 

La exdiputada Susana Rivero (MAS) negó que se hubiera producido un “vacío de poder” tras la renuncia de toda la línea de sucesión constitucional el 2019; y señaló que ella y Adriana Salvatierra fueron perseguidas por un avión caza K-8.

La exlegisladora que era miembro de la directiva el 2019, apareció para testificar en el juicio contra la expresidenta Jeanine Añez por el caso “golpe II”, por el que asumió la presidencia del Estado.

“No hubo nunca un vacío de poder”, declaró Rivero a los medios de comunicación en relación a las horas que transcurrieron después de la renuncia del entonces presidente Evo Morales y todas las autoridades en la línea de sucesión constitucional.

Rivero junto a Salvatierra que renunció al cargo tras las dimisiones de Morales y Álvaro García Linera, llevaron adelante reuniones con miembros de la Iglesia Católica, la Unión Europea y políticos opositores en la Universidad Católica Boliviana.

“Ella (Salvatierra) y yo estábamos conduciendo el dialogo político para encarar una transición constitucional, el mismo 12 de noviembre en horas de la mañana en la Universidad Católica cuando (Jeanine Áñez) ya tomó posesión del despacho de Salvatierra”, sostuvo Rivero.

Sin embargo, la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB) dijo que en esas reuniones el MAS aceptó que Añez asuma la presidencia del Estado. Rivero en respuesta manifest´`o que si eso hubiera sucedido todos la hubieran respaldado.

Acotó que la justicia debe dilucidar quién gobernaba si no había vacío de poder, sobre el rol de los policías y militares que resguardaban la seguridad de Añez, mientras Salvatierra y Rivero eran presuntamente perseguidas por un avión caza K-8.

 “Eso se tiene que dilucidar quien mandaba, porque los militares y policías daban asistencia a una tercera funcionaria de la directiva del Senado y cuando la presidenta del Senado (Salvatierra) y la que presidia en Diputados que era yo (Rivero) andábamos perseguidas por un avión caza K-8”, sostuvo.