Fieles celebran la última cena de Jesús y vuelve la tradicional visita de iglesias

Fuente: El Deber



Deisy Ortiz Duran

La celebración de la Semana Santa ingresa a los momentos más importantes este Jueves Santo con la conmemoración de la última cena de Jesús.
La importancia de la celebración de este jueves es la institución de los sacramentos de la Eucaristía y la Orden sacerdotal, cuando Jesús partió el pan durante la última cena y les dijo a los apóstoles: “hagan esto en memoria mía”.

En esta celebración también se realiza el lavatorio de pies a 12 personas que representan a los apóstoles. Con esta acción, Jesús nos transmite el mensaje de la caridad y humildad.
La Iglesia recuerda que durante el Jueves Santo debemos aprovechar la oportunidad de reconciliarnos con el prójimo y de interiorizar esta enseñanza. Además, pide acudir con un corazón dispuesto a encontrar el sentido del amor al prójimo.

Ayer los fieles vivieron una jornada de reconciliación y perdón para prepararse para la Pascua.

El padre Raúl Arrázola invitó a “descubrir qué es lo bueno que ha hecho Dios en nosotros”. Destacó que a través de la confesión uno se reencuentra con Dios, porque como personas somos propensos a cometer errores. “Está en nosotros saber reconocerlo y pedir perdón”, señaló.

Tradicional visita de templos
Rosa Quispe (50) está lista para participar este viernes del Viacrucis que se prepara en su barrio, ubicado por la zona norte de la capital cruceña, pero la noche de este jueves tiene previsto hacer la tradicional visita a los templos.

Ella todavía prepara el programa de su recorrido, pues está ubicando los templos más cercanos a su zona y al de sus familiares, para poder cumplir con su propósito. Asegura que estará acompañada por sus dos hijos y su esposo, pues son una familia con mucha fe y que siempre participa de las actividades religiosas.

Ella es una de los miles de fieles que esta noche serán parte de las tradiciones. Se acostumbra a visitar siete iglesias para reflexionar sobre la pasión de Cristo. Cada uno de los templos representa uno de los acontecimientos bíblicos del recorrido de Jesús hasta su crucifixión. Esta es una de las tradiciones más comunes de la Semana Santa en América Latina.

Según la Iglesia, la visita de los siete templos es una tradición iniciada en Roma por San Felipe Neri y que se ha propagado por el mundo, pero que en los dos últimos años estuvo restringido por la pandemia y ahora nuevamente se vuelve a retomar.

Este año aún permanecen algunas restricciones en ciertos lugares por la pandemia, pero en la gran mayoría de países los fieles ya pueden ir a las iglesias y, por lo tanto, pueden hacer la visita.
En la capital cruceña
, la catedral abrirá sus puertas hasta las 22:00.

El vicario de Comunicación y rector de la catedral, Hugo Ara, llamó a los fieles a participar de esta tradición manteniendo los cuidados sanitarios para cuidar la vida de todos.

La Iglesia indica que, si no es posible ir a los templos, también se puede hacer las oraciones en casa, toda vez que la visita a las siete iglesias tiene como fin agradecer a Jesús por el don de la Eucaristía y del Sacerdocio que instituyó aquella noche santa.

En el recorrido los fieles acostumbran a rezar tres padres nuestros en cada uno de los templos, luego de hacer la oración por cada uno de los momentos que vivió Jesús antes de ser crucificado.

Controles
Por otro lado, ante la alta demanda de pescado por Semana, la Alcaldía Municipal intensificó los controles en los centros de abastecimiento para evitar la comercialización del producto en mal estado y la especulación en los precios.

La Secretaría Municipal de Seguridad Ciudadana y Abastecimiento publicó esta semana la lista oficial de precios de los pescados en sus diferentes variedades y conminó a los vendedores a colocarla a la vista de los compradores. Esta lista establece para el sábalo grande (de 1,9 a 2,5 kg) un precio de Bs 60; para sábalo mediado (de 1,1 a 1,8 kg) entre Bs 40 y Bs 50; para el sábalo pequeño (hasta un 1 kg) entre Bs 30 y Bs 35. El Pacú de criadero se comercializa en Bs 40; el de río en Bs 45; el surubí en Bs 50; la chuleta de surubí en Bs 55; y el filete de surubí en Bs 60.

Para que estos precios se cumplan, funcionarios de dicha repartición, es decir, veterinarios salubristas junto con guardias municipales, se encuentran desplazados en los principales centros de abastecimiento de la ciudad para realizar controles.

El secretario municipal de Seguridad Ciudadana y Abastecimiento, Ariel Lino, explicó que a través de los departamentos de Control de Productos y de Inocuidad Alimentaria se están haciendo todos los controles para no dar lugar a la especulación de precios. También se controla que los comercializadores vendan pescados frescos y aptos para el consumo humano.

Piden a la población que a la hora de comprar pescado se tome el tiempo para verificar que esté en buen estado. Las señales que alertan que no están aptos para el consumo es cuando tienen los ojos hundidos las escamas se separen con facilidad. Además, no tienen el olor característico.
Otros productos de mayor demanda en esta festividad es el huevo, queso, zapallo y leche que son los ingredientes de los platos de Semana Santa.

Plan de seguridad
La Policía preparó un plan de seguridad para resguardar tanto a los fieles que participan de las actividades religiosas como a los diferentes barrios.
El comandante departamental de la Policía de Santa Cruz, Érick Holguín, instruyó que 700 efectivos de la institución verde olivo salgan a las calles para realizar patrullajes.

“Todo el personal policial va a cumplir tareas en el departamento de Santa Cruz. Tránsito hará controles en las terminales de buses y en las carreteras, en esta última labor apoyará la Policía Caminera toda vez que la población tiene por costumbre viajar al campo, aprovechando el feriado. Se busca prevenir los accidentes”, recalcó.

En Jueves y Viernes Santo los efectivos policiales acompañarán cada actividad religiosa que se celebra, como la visita de las iglesias y también la procesión con el Santo Sepulcro.